Coosur Real Betis La mejora empieza atrás

  • Ante el Andorra el equipo falló más en ataque que en la parcela defensiva, encajando 72 puntos, la segunda cifra más baja de la temporada

Campbell pugna con el ex bético Tunde por un balón, en presencia de Kay. Campbell pugna con el ex bético Tunde por un balón, en presencia de Kay.

Campbell pugna con el ex bético Tunde por un balón, en presencia de Kay. / Albert Martín (ACB Photo)

No pudo Joan Plaza estrenarse con triunfo en Andorra y, a expensas de que lleguen los necesarios fichajes que ha pedido, la mejora del Coosur Betis vendrá desde la defensa, uno de los pilares en la filosofía de juego del técnico catalán.

En el principado el conjunto verdiblanco mostró una buena actividad atrás, en consonancia con la exigencia del preparador de Badalona, pero está por ver si los 72 puntos encajados, la segunda cifra más baja de la temporada tras los 62 recibidos frente al Gipuzkoa Básket, son fruto de una mejora real atrás o de la intensidad propia que origina de partida siempre un cambio en el banquillo. Doce recuperaciones, cinco tapones y ayudas que llegan para incomodar a los tiradores andorranos, que no estuvieron tampoco muy acertados desde el triple (como los béticos) con un 6/25.

El sábado (20:45) visita San Pablo el Baskonia, que promedia en esta temporada más de 82 puntos por partido, una prueba para medir, con más tiempo de trabajo, si la defensa bética ha dado un paso adelante de verdad o no. Sin Pablo Almazán todavía, a quien le resta como poco una semana más de recuperación antes de estar disponible de nuevo para Plaza, una pieza clave en el engranaje defensivo, toca exigirle más a Feldeine y Campbell, dos jugadores que en Andorra no sólo estuvieron flojos en ataque, sino que en defensa se aplicaron poco.

Y esas cosas pasan factura con Plaza, acostumbrado a sentar en el banco a los jugadores que considere que no ponen todo sobre el parqué, aun cuando sea contraproducente para el equipo en ataque.

Hace ya una semana de su presentación y los esperados fichajes no llegan. Se los espera y el entrenador los quiere más pronto que tarde, tal y como señaló antes del duelo en Andorra: "Hemos de movernos y sacarlos de donde haga falta. Es una necesidad porque, si reaccionamos tarde, lo vamos a pagar", avisó el entrenador, que, sin embargo, el sábado afrontará su segundo partido al frente del Betis disponiendo de los mismos jugadores que, de momento, sólo han ganado dos partidos de 12 en lo que va de temporada.

El problema, más allá de que llegue algún refuerzo, es la capacidad que están mostrando todos los rivales para fichar, moviéndose en el mercado de manera rápida en busca de soluciones para salir de la zona peligrosa. Todos menos el Betis hasta ahora. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios