Pretemporada Betis Energía Plus

Los verdiblancos, a la liga con una sonrisa

  • El Betis gana en Cáceres con suficiencia (69-81) en su última prueba de esta pretemporada

  • Los puntos de Bropleh (25) marcaron la diferencia en esta ocasión

Dee persigue a Luis Parejo en presencia de Obi. Dee persigue a Luis Parejo en presencia de Obi.

Dee persigue a Luis Parejo en presencia de Obi. / Antonio Martín

Se acabó la pretemporada. El último test del Betis Energía Plus en Cáceres acabó con el triunfo por 69-81 de los verdiblancos, que se centran desde ya en su debut en LEB Oro en Huesca el próximo viernes con sensaciones positivas y una evidencia, visto el partido: la capacidad anotadora del equipo y el fondo de armario le harán marcar diferencias en la categoría.

Y es que si no es Dee es Bropleh quien tira del carro; si Stainbrook está más flojito Samb demuestra que es capaz de sumar en la pintura; cuando Obi tiene un mal encuentro, Malmanis está mejor; y si Dani Rodríguez asiste Lluís Costa se destapa con canastas; la verticalidad en busca del aro de Borg... Y todo con Pablo Almazán y Marcius aún en el dique seco.

Le costó abrir brecha al conjunto de Curro Segura, que fue madurando poco a poco el encuentro hasta que la victoria cayera por su propio peso. Así llegarán muchas. Porque aguantarle el pulso al equipo con mayor presupuesto de la categoría es complicado y en cuanto el aguerrido Cáceres se quedó unos ataques en blanco, el Betis aceleró.

Los cinco interiores apenas sumaron 21 puntos, aunque sí destacaron en defensa

Poco brillo en la primera parte, en el que el intercambio de golpes permitió a los locales mantenerse desde el triple y aprovechar los errores de los sevillanos, que acumularon al descanso seis pérdidas. Debe acostumbrarse el Betis aún a jugar con sus interiores, porque todavía abusa del tiro exterior y, muchas veces, lanzando con precipitación.

Así, al descanso se llegó con 40-41 pese a que los béticos lanzaron nueve tiros más de campo que su rival. La diferencia estuvo desde la personal, con 12/14 en esos primeros 20 minutos para los locales y apenas un 2/4 para los visitantes.

El guión por fin cambió a la vuelta de los vestuarios. Con un juego más ágil y dinámico con Dee y Borg juntos en pista y un activo Tunde en defensa (tres recuperaciones), el Betis logró un parcial de 0-8 para pasar del 49-51 al 49-59 y empezar a abrir hueco. Un triple de Arturo Cruz cortó la sangría, pero Bropleh respondió con cinco puntos seguidos y otra canasta de Malmanis cerró el tercer acto con un claro ya 52-66.

Obi trata de taponar el lanzamiento de Johnson. Obi trata de taponar el lanzamiento de Johnson.

Obi trata de taponar el lanzamiento de Johnson. / Antonio Martín

Eso sí, siguieron las pérdidas tontas fruto de una falta de concentración, como cuando Dee se la devolvió mal a Dani Rodríguez en un saque de fondo o cuando Bropleh dio un pase al banquillo cuando trataba de conectar con Borg. Detalles por pulir.

Como el hecho de jugar más por dentro con Stainbrook, capaz de ser un gran pasador en el poste si lo buscan (ayer sólo dos puntos con un 1/2 en tiros de campo), la intensidad de Tunde o las ganas de un activo Samb. Entre los cinco interiores sumaron ayer 21 puntos, demasiado poco para el dominio que se le presupone a los hombres altos verdiblancos. En cualquier caso, la sensación es positiva en una última prueba en la que el Betis demostró estar preparado para asaltar la LEB Oro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios