Final de la Copa del Rey juvenil

A fuego la casta de campeón

  • El Sevilla se hace con su sexta Copa del Rey ante el potente Real Madrid tras un enorme esfuerzo de 120 minutos pese a su menor edad y las bajas. Juan Soriano paró dos penaltis.

Comentarios 7

Esta crónica podría haberse escrito antes de la siempre azarosa tanda de penaltis, y el título sería el mismo. El Sevilla juvenil logró la sexta Copa del Rey, que lucirá en las vitrinas del club por derecho propio, porque el equipo que adiestra Agustín López Páez tiene marcada a fuego, rojo incandescente, la casta de campeón. Pero habría sido igual si Juan Soriano no se hubiese erigido en héroe deteniendo dos penaltis a dos de las estrellas de la cantera del Real Madrid, Marcos Legaz y Álvaro, o si Sedeño, Juan Muñoz, Antonio Romero y Zelu no hubieran tenido la sangre fría para, después de un esfuerzo enorme, no fallar en la tanda. Pero a esa casta de campeón que habría quedado indemne si la suerte le hubiera sido esquiva le unió este Sevilla el talento necesario en la suerte suprema. Y eso lo hizo campeón con mayúsculas. 

Ante todo un Real Madrid, cuya cantera se nutre de lo mejor de todos los caladeros españoles, el Sevilla se sobrepuso a su menor edad media y a las importantes bajas. Hasta cuatro jugadores de rojo eran juveniles de primer año, y otros tres, de segundo. El equipo de Ramis, en cambio, apenas tenía un solo jugador titular de segundo año, el resto apuraba su edad juvenil para intentar hacer el doblete después de proclamarse campeón de la Copa de Campeones. 

El Madrid, además, quería lograr la segunda Copa del Rey consecutiva. Pero se cruzó con este grupo de chavales que se comportó como un equipo de hombres ante jugadores de mayor edad. El Sevilla antepuso su casta, su solidaridad, su aguante, su perspicacia, su agudeza para sacar lo mejor de sí mismo y se alzó campeón. 

El Madrid se hizo dueño del balón nada más comenzar. Con un fútbol eléctrico, vertical y preciso en el control y el pase, los blancos hacían sufrir a los defensores rojos. Pero éstos se duplicaron en las ayudas, taparon todos los pasillos y se fiaron en último extremo a Juan Soriano, un portero de apenas 16 añitos que fue un coloso. 

En la primera que tuvo el Sevilla, la coló. El capitán Antonio Romero botó hacia dentro una falta lateral y Juan Muñoz se anticipó a todos en el primer palo. El gran goleador sevillista fue fiel a su cita con el gol, como en las semifinales ante el Barcelona. 

El 0-1 descolocó al crecido Madrid. Fue un jarro de agua fría. Y el Sevilla se vino arriba. Se repartió el control del juego y Matos tuvo el 0-2 a la hora de juego, pero le faltaron las fuerzas tras una enorme internada. Casi en la jugada siguiente, minuto 62, Aleix hizo una gran pared con Marcos Legaz e igualó con calidad. 

A raíz de ahí, ambos equipos atacaron a arreones, empezó a cundir el cansancio. El Madrid amagó más sin dar, ante el corajudo Sevilla. Y llegó la prórroga. Juan Soriano aún salvaría a su equipo en una clara ocasión de Marcos Legaz en el minuto 97. Al final de la primera parte de ésta, se lastimó Juan Muñoz, la esperanza sevillista: sufrió un calambre en un intento de control y jugó los últimos 15 minutos cojeando. Agustín López apuró sus cambios y reordenó al equipo: no podía desfallecer en la orilla. Sin la referencia de Juan Muñoz, el Sevilla ya apenas salía, aunque Nané tuvo una buena opción en el minuto 117. Llegó la ruleta definitiva. Y el Sevilla se agarró a esa casta de campeón que lleva grabada a fuego.

Ficha técnica

1 - Real Madrid: Caba; Fran, Jaime, León, Mario; Llorente, Aleix (Miki, min.85), Álvaro, Agoney (Cristian, min.60); Javi (Enzo, min.60) y Legaz.

1 - Sevilla: Javi Soriano; Sedeño, Luis, Mesa (D'Andrea, min.72), Matos; Cera (Carrascal, min.108), Romero, Carmona (Zelu, min.66), Nané; Muñoz y Giráldez (Hong Gui, min.114).

Goles: 0-1, min.32: Muñoz. 1-1, min.62: Aleix.

Tanda de penaltis: 0-0: Legaz, para Soriano. 0-1: Sedeño. 1-1: Miki. 1-2: Muñoz. 2-2: Cristian. 2-3: Romero. 2-3: Álvaro, para Soriano. 2-4: Zelu.

Árbitro: Sánchez Martínez (Colegio murciano). Amonestó Cristian (min.102).

Incidencias: Final de la Copa del Rey juvenil disputada en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas ante 1.500 espectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios