Federación Andaluza de Fútbol Siete kilos de un sueño andaluz

  • La Federación Andaluza de Fútbol (RFAF) edita dos tomos de enciclopedia con los cien años de una historia cargada de ilusiones y éxitos

Jiménez, a la derecha, junto a Herrera (RFAF), Pulido (Cajasol), Fernández (Junta), Rubiales (RFEF) y Del Campo (LaLiga). Jiménez, a la derecha, junto a Herrera (RFAF), Pulido (Cajasol), Fernández (Junta), Rubiales (RFEF) y Del Campo (LaLiga).

Jiménez, a la derecha, junto a Herrera (RFAF), Pulido (Cajasol), Fernández (Junta), Rubiales (RFEF) y Del Campo (LaLiga). / Belén Vargas

Debe ser como escribió Eduardo Galeano en el prólogo de una obra maestra, El fútbol a Sol y Sombra (1995), citada por otro Eduardo, Herrera, y por el presentador del acto, el veterano periodista José Antonio Sánchez Araújo. “Todos los uruguayos nacemos gritando gol y por eso hay tanto ruido en las maternidades. Hay un estrépito tremendo”, escribió hace más de 20 años.

En Andalucía pasa como en Uruguay. El fútbol va en el cordón umbilical y en cien años de historia ya ha habido ruido en nuestras maternidades, aunque, para más señas y demostrando cómo aquí las alegrías siempre las queremos compartir, más bien ha sido en las cafeterías de las maternidades, así como en los ambigús de los campos de fútbol.

La Real Federación Andaluza de Fútbol (RFAF) presentó ayer en Sevilla dos tomos de enciclopedia (7 kilos en la báscula) en los que se recogen cien años de historia. Una obra profusa y atractiva con la firma de Rafael Jiménez y cuya espectacular puesta de largo contó con la presencia de Luis Rubiales, presidente de la Federación Española, así como con un gran número de representantes del fútbol andaluz, encabezados por su presidente, Eduardo Herrera

"Hay jugadores con más seguidores en redes sociales que el Papa o que el presidente de EEUU... y hasta que los dos juntos”

“Somos la cuna por donde el fútbol entró en la península ibérica”, recordaba el autor en un breve recorrido histórico por la grandeza de una actividad a cuyos primeros practicantes calificaban de lunáticos y que en la actualidad “los hay que tienen más seguidores en redes sociales que el presidente de los EEUU o el Papa... O que los dos juntos en algunos casos”. Una historia en la que se cuenta cómo la Federación Andaluza nunca cesó en su actividad, ni en los años bélicos; o cómo el Decano se escindía para competir con otra federación cambiándose el nombre por el de Onuba; o cómo nació en los difíciles años 20 la rivalidad entre los primeros clubes andaluces: el Recreativo, el Sevilla, el Betis y el desaparecido Español de Cádiz, que fue el primero que ganó la Copa de Andalucía.

Jiménez destacó la profusión de curiosidades, fotografías (más de 5.000) y datos inéditos como “fechas de fundación de clubes modestos que están en los registros y que ni sus dirigentes actuales conocían”, y el sitio destacado para, también, el fútbol femenino, con la bonita historia de Anita Carmona, pionera y valiente, que  al principio de los años veinte se atrevió a jugar “disfrazada de hombre” para ser la primera futboller de España. “La Federación se enteró y mandó a la guardia urbana, pero sus compañeros la defendieron. Murió muy joven, a los 32, y cumplió su sueño de ser enterrada con la camiseta de su equipo, el Sporting Málaga”.

Todo eso y mil historias entrañables de gloria y triunfos hasta la culminación en 2010, “con cuatro futbolistas andaluces proclamándose campeones del mundo”. Eran Jesús Navas, Sergio Ramos, Carlos Marchena y Pepe Reina, protagonistas de un capítulo escrito con letras de oro y platino en estos Cien Años de Fútbol Andaluz, que Herrera calificó, elogiando a su pupilo, como “una obra de arte”.

Muchos de sus protagonistas estaban presentes en la sede de Cajasol, artífice de su edición junto a la Consejería de Turismo y Deporte de la Junta. Ex jugadores como Rafael Gordillo, Antonio Álvarez, Rodri, Gallego, Bizcocho, García Soriano, Enrique Lora, Sanjosé, entrenadores como Manolo Cardo o Paco Chaparro, el presidente del Betis, Ángel Haro, y árbitros como Japón Sevilla, Alfonso Álvarez, Álvarez Margüenda o Munuera Montero participaron de un foro que rezumaba fútbol, recuerdos,  fotos en sepia, “postillas en las cachas” de los campos de tierra, como decía Gordillo, y muchas ilusiones.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios