Rugby

El Ciencias vira en pos del ascenso

  • El conjunto sevillano arranca este sábado la temporada con el único objetivo de retornar a la élite nacional 

El argentino Andrés Mercanti, último fichaje del equipo. El argentino Andrés Mercanti, último fichaje del equipo.

El argentino Andrés Mercanti, último fichaje del equipo. / Ciencias

A siete puntos se quedó el Ciencias la pasada campaña del éxito de lograr el ascenso a División de Honor y con ese mismo objetivo inicia este fin de semana la liga en la segunda categoría del rugby nacional.

Y lo hace de forma ambiciosa, cambiando su filosofía amatéur de los últimos años al realizar siete fichajes de extranjeros, lo que evidencia el cambio de idea de un club que quiere reverdecer viejos laureles.

El reto de retornar a la élite nacional está sostenido por un convenio con la Universidad Pablo de Olavide que permitió al cuadro sevillano incorporar este verano a jugadores foráneos becados, apuntalando su plantilla notablemente.

El pasado curso fue largo y tras acabar líder del Grupo C de División de Honor B y superar varias eliminatorias tuvo una doble oportunidad para volver a codearse entre los mejores. Primero perdió con un Burgos semiprofesional el play off final y después cayó ante el Hernani, penúltimo de la División de Honor, la repesca por un global de siete puntos, por lo que la 2018-19 parte con el único reto de subir.

Gracias a un convenio con la Universidad Pablo de Olavide, el Ciencias ha incorporado seis fichajes extranjeros: un francés, un norteamericano y cuatro argentinos

Desde mediados de agosto lleva trabajando la plantilla, que estará esta temporada de nuevo a las órdenes de Manolo Mazo, que contará con la ayuda de Gonzalo Padró, que ya volvió a jugar la pasada campaña y este año ejercerá de entrenador-jugador. "Esta temporada va a ser un desafío más importante, con una nueva etapa en mi vida. Me ofrecieron trabajar junto a Mazo y, además, poder seguir jugando. Es un gran reto para mi y pondré todo lo que está de mi mano para devolver la confianza que han depositado y serle útil al club", afirmó.

Bajo la presidencia de Marco Caruz, que continuará los tres próximos cursos al frente del club, la idea es reeditar el éxito de la 2015-16, el último ascenso con un conjunto completamente amatéur, casi el mismo con el que compitió y estuvo a punto de lograr la salvación. "El acuerdo con UPO es fundamental, ya que de otra forma no sería viable traer jugadores foráneos que suban el nivel de nuestra plantilla", apuntó el directivo.

Para subir este año han llegado siete caras nuevas: el estadounidense Mitchel MacCartney (centro y ala), los argentinos Santiago Pando (zaguero y ala), Fernando Villarnovo, internacional sub 20 que reforzará la línea de tres cuartos, y Facundo Padró (segunda línea de amplia experiencia en Europa), el extremeño Darío Vergara (delantero de 90 kilos), procedente del CAR Cáceres, precisamente el rival en el debut de este sábado (16:00), el francés (primer o segundo centro) Maxence Foureaux y el también argentino Andrés Mercanti, un delantero de gran tamaño y buena destreza en el juego abierto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios