Especial LaLiga 23-24

Una temporada para que Mendilibar consolide su gran irrupción en el Sevilla

  • El técnico vasco fue capaz de invertir la tendencia la pasada campaña hasta alcanzar el título de la Liga Europa y ahora debe acertar desde el principio

Mendilibar, junto a la Liga Europa el día de su renovación.

Mendilibar, junto a la Liga Europa el día de su renovación. / Raúl Caro | Efe

José Luis Mendilibar fue el gran protagonista del Sevilla de la pasada temporada, que el equipo arrancó con el ya consolidado objetivo de pelear por los primeros puestos de la Liga pero que pronto truncó hasta verse inmerso en los temores del descenso, aunque la llegada en el último tercio del curso del vizcaíno fue como una catarsis que acabó con el título de campeón de la Liga Europa.

Empezó Julen Lopetegui, que en los tres anteriores ejercicios había dejado al conjunto de Nervión cuarto en LaLiga y clasificado para la Champions, pero el mal caminar por el torneo doméstico y también la pobre imagen en Europa derivaron en su destitución y la llegada del argentino Jorge Sampaoli en su segunda etapa en el banquillo sevillista.

Sampaoli tampoco dio con la tecla de un equipo perdido y que, al menos, superó los octavos de final de la Liga Europa, torneo al que accedió rebotado de la Liga de Campeones, algo que no fue suficiente para que también el argentino fuera destituido para darle el sitio como solución de emergencia a Mendilibar, que llegaba tras un año sabático después de entrenar al Alavés.

Con 62 años recién cumplidos, el técnico de Zaldívar llegó el pasado marzo al Sevilla, al que le dio la vuelta como a un calcetín, hasta el punto de que pronto salió de los temores en la competición doméstica y que protagonizó la gran campanada en Europa al eliminar a los colosos Manchester United y Juventus de Turín antes de ganar la final del torneo al Roma y levantar su séptima copa de la Liga Europa.

Un milagro en el banquillo

Esa inercia y buen sabor de boca, además de una gran responsabilidad, es la que tiene ahora Mendi con un equipo al que ha cogido desde el inicio, pero con muchas operaciones de entradas y salidas de su plantilla aún por concretar.

Los sevillistas cerraron en la madrugada entre el pasado sábado y domingo la tercera etapa de pretemporada, tras las anteriores en las instalaciones de Montecastillo (Jerez de la Frontera) y en Alemania.

Esta tercera fase fue una gira americana en la que el lunes de la pasada semana, en Detroit (Estados Unidos), empató a uno ante el Crystal Palace inglés con una posterior victoria al superar la tanda de penaltis.

Triunfo en el derbi mexicano

Después se jugó un histórico derbi ante el Betis en la ciudad mexicana de Guadalajara con triunfo por 1-0 gracias al tanto del marroquí Youssef En-Nesyri en la prolongación del choque.

La última prueba fue otra vez en Estados Unidos, ahora en San Francisco ante el Atlético de Madrid, un partido muy equilibrado que acabó con empate a uno y con el que los hispalenses dejaron América con un buen sabor de boca.

Ahora los de Mendilibar tendrán su primer partido de Liga el viernes 11 de agosto en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán ante el Valencia y, cinco días después, el miércoles 16, jugarán en El Pireo, a las afueras de Atenas, la Supercopa de Europa ante el Manchester City.

Final de la Supercopa

Importante comienzo de una exigente temporada en la que también estarán por cuarta vez consecutiva la Liga de Campeones, además de la Copa del Rey, y para la que la plantilla está aún muy abierta, como lo demuestra el hecho de que a la gira se desplazaron veintiocho jugadores e incluso allí se unió el último fichaje, el centrocampista internacional suizo Djibril Sow, fichado del Eintracht Fráncfort alemán.

Además, no viajaron el central brasileño Marcao, que se quedó en Sevilla para recuperarse de una lesión, ni el extremo argentino Lamela, con molestias en el isquiotibial de la pierna izquierda; ni tampoco el lateral sueco Augustinsson o el extremo belga Januzaj, para los que se busca equipo.

Ya han encontrado acomodo en otras formaciones el defensa neerlandés Rekik, quien se fue traspasado al Al-Jazira de Abu Dabi, y el extremo brasileño con pasaporte portugués Rony Lopes, que se marchó al Sporting de Braga luso.

Los refuerzos hasta ahora, además de Sow, son el central francés Badé, del que se ejerció el derecho de compra tras estar cedido por el Stade Rennais galo; el central argentino Gattoni, que viene del San Lorenzo de su país; y el lateral Pedrosa, quien llegó libre tras su etapa en el Espanyol.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios