Economía

Abengoa destituye a José Domínguez Abascal y Felipe Benjumea se marcha

  • El consejo de administración acuerda resolver el contrato de Benjumea y nombra nuevo presidente ejecutivo a Antonio Fornieles y consejero delegado a Joaquín Fernández de Piérola.

Comentarios 3

Abengoa cambia de timonel por segunda vez en menos de seis meses justo cuando se encuentra en el momento más difícil de su historia. El consejo de administración acordó ayer la destitución de José Domínguez Abascal como presidente de la compañía y resolver el contrato de prestación de servicios que vinculaba a su hasta ahora presidente de honor, Felipe Benjumea, con la compañía, con lo que el hijo del fundador y primer ejecutivo durante 25 años abandona la firma.

 

Antonio Fornieles, hasta ahora vicepresidente y consejero coordinador, asume la presidencia ejecutiva, mientras que Joaquín Fernández de Piérola es nombrado consejero delegado, ocupando así un puesto que estaba vacante desde que Santiago Seage se marchara a Abengoa Yield el pasado mes de noviembre. José Domínguez Abascal, que reemplazó a Felipe Benjumea el pasado mes de septiembre a petición de la banca, permanecerá el consejo de administración en calidad de consejero externo.

 

La decisión busca "facilitar un acuerdo de reestructuración con los acreedores financieros y contribuir a potenciar la independencia de la misma del que a día de hoy es su principal accionista, Inversión Corporativa", según informó ayer la firma a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). 

 

Inversión Corporativa todavía controla el 51% de los derechos de voto de Abengoa y es la sociedad a través de la cual los herederos de las familias fundadoras articulan su participación en la compañía. En ese sentido, la destitución de Domínguez Abascal ha sido una condición impuesta por Felipe Benjumea para que Inversión Corporativa acepte el plan de viabilidad y abandone la firma, tal y como exigen sus acreedores, según indicaron fuentes cercanas a la compañía. El plan de viabilidad supondrá una fuerte dilución de la participación de Inversión Corporativa, que podría quedar reducida a menos de un 5% del capital, aunque algunos acreedores quieren que sea aún inferior. Las discrepancias entre Domínguez Abascal y Benjumea radicarían en que éste considera que su sustituto no le ha defendido suficientemente, según avanzó ayer El País.

 

El nuevo presidente de Abengoa, Antonio Fornieles, considerado cercano a Benjumea, ha desarrollado la práctica totalidad de su carrera profesional en el ámbito de la auditoría. se incorporó a la compañía en enero de 2015 procedente de KPMG, que es precisamente la consultora a la que los acreedores han encomendado el análisis del plan de viabilidad de Abengoa. Por su parte, Joaquín Fernández de Piérola era presidente de Abengoa México hasta su nombramiento como consejero director general de la matriz el pasado mes de noviembre. 

 

Los nombramientos se producen a menos de un mes de que expire el plazo para que Abengoa alcance un acuerdo con sus acreedores y evite el concurso. La compañía ha planteado un fuerte ajuste y que los acreedores capitalicen entre 5.000 y 6.000 millones de euros de deuda, dándoles el control del grupo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios