Economía

Airbus cree que los 600 empleados que quedan por salir en España se pueden quedar en 200

Manifestación de trabajadores en la factoría de Airbus en Puerto Real Manifestación de trabajadores en la factoría de Airbus en Puerto Real

Manifestación de trabajadores en la factoría de Airbus en Puerto Real

El Comité Interempresas de Airbus aseguró este lunes que la reducción de empleo en las plantas españolas puede bajar de 600 a 200 personas, después de una reunión con el presidente de la compañía en España, Alberto Gutiérrez.

En un comunicado publicado este lunes, el comité da cuenta de la reunión que celebraron el pasado viernes con el responsable del fabricante aeronáutico en España, quien "lamentó" la "difícil" situación de la planta de Puerto Real (Cádiz), que está "semivacía" porque su principal objetivo era el A380, el avión de pasajeros más grande del mundo, que la compañía ha dejado de producir.

En cuanto al excedente de empleo, la compañía todavía no tiene tomada una decisión pero cree que, "con medidas y acuerdos pactados, podemos reducir ostensiblemente el número de las 600 actuales a en torno a 200". Gutiérrez no especifica si se refiere a la división comercial (donde había previsto un recorte inicial de 900, anunciado a mediados del año pasado) o al total de 1.622 si se incluye la división de Defensa y Espacio. En cualquier caso, alude al excedente actual, no al que había cuando comenzó el proceso de reestructuración. Ya han salido bastantes trabajadores de la empresa.

El comité reiteró su rechazo a un posible cierre de la planta de Puerto Real y advierte de que no permitirán deslocalizaciones industriales, ni destrucción de empleo, ni cierres de plantas.

El directivo, por su parte, emplazó a los representantes sindicales a seguir trabajando en asuntos como la movilidad entre fábricas, porque -según los sindicatos- Gutiérrez argumentó que no se entendería que habiendo necesidad en unos centros (principalmente en San Pablo, en Sevilla) y falta de trabajo en otros (como Getafe en Madrid, Illescas en Toledo o Puerto Real) "no fuésemos capaces de encontrar ese encaje".

Al tiempo, los sindicatos se mostraron "orgullosos del esfuerzo de la Administración española en un contexto muy complicado", por lo que piden a Airbus que corresponda a ese esfuerzo y cumpla con sus compromisos industriales en el país.

Según el comité, Gutiérrez afirmó que aun quedan "años difíciles" por delante, además de definir la situación actual como "totalmente desconocida" para la compañía, que nunca antes se había enfrentado a una caída de ingresos semejante.

En concreto, según las cifras que aportó el presidente del consorcio europeo en España, en 2020 la compañía registró un 35% menos de pedidos y un 40% menos de entregas, aunque en el último trimestre se amortiguaron las pérdidas anuales.

Por su parte, el Sindicato Independiente de Profesionales Aeronáuticos, integrado en la Confederación de Cuadros y Profesionales (CCP-SIPA), reclama a la compañía que no siga adelante con sus planes de restructuración tras haber presentado la semana pasada unos "buenos resultados", ya que sus pérdidas se redujeron un 16,8 %, hasta los 1.133 millones de euros.

El sindicato ha reclamado este lunes la paralización del cierre de la planta de Puerto Real (Cádiz), que se renuncie a la reducción de puestos de trabajo y que no se lleve a cabo la congelación salarial.

Además, CCP-SIPA se pregunta "por qué se piden sacrificios en España mientras se realizan inversiones en Francia, y por qué la dirección sigue diciendo que las medidas aplicadas hasta ahora no han sido suficientes para mitigar ambas reestructuraciones, cuando se están recuperando las inversiones en otros países”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios