Las ventas suben menos de lo esperado

El 'Black Friday' se desinfla

  • El comercio minorista subió un 1,5%, mientras que en 2017 repuntó un 2,9% y en 2016, un 4,2%. 

Descuentos en el 'Black Friday' en una calle de Huelva. Descuentos en el 'Black Friday' en una calle de Huelva.

Descuentos en el 'Black Friday' en una calle de Huelva. / Alberto Domínguez

Había voces que ya avisaban de las desventajas de ir uniendo periodos de grandes descuentos, que convertir el exportado Black Friday en prácticamente una semana de rebajas anticipadas al periodo navideño podía provocar un hartazgo entre los potenciales compradores que desincentivara el consumo.

Esto es lo que está ocurriendo a tenor de los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Las ventas del comercio minorista –excluidas estaciones de servicio– el pasado noviembre, cuando se celebra el Black Friday, aumentaron un 1,5%. Una cifra muy menor a la de 2017, cuando repuntaron el 2,9%. Año ya bastante peor que 2016 y 2015, en los que las ventas se incrementaron un 4,2% y un 4,6%.

Comercio minorista Comercio minorista

Comercio minorista / Dpto. de Infografía

 El efecto Black Friday en vez de crecer se está desinflando. Aunque Andalucía aguanta algo mejor que el resto de España. En la comunidad andaluza, las ventas el pasado noviembre subieron un 2%, por el 2,7% que aumentaron en 2017. Una pérdida de 0,7 décimas, una cifra menor al punto entero de descenso a nivel nacional.

De lo que no escapa Andalucía es de la tendencia bajista, ya que hay que tener en cuenta que en 2016 las ventas crecieron un 3,6% y en 2015, un 4,2%.

Por formatos comerciales, el pequeño comercio fue incluso perjudicado por este fenómeno, ya que sus ventas bajaron en noviembre el 0,1%. En 2017 subieron el 0,2%, en 2016 el 2,8% y en 2015, el 3,9%.Según la Confederación Española del Comercio (CEC), la "democratización" del Black Friday ha hecho que esta campaña, que ahora supone el pistoletazo de salida para las compras de Navidad, "haya tocado techo de alguna forma".

El pequeño comercio es el que sale peor parado, mientras que las cadenas aguantan

En el caso de las grandes cadenas, las ventas subieron el 2,8% en noviembre de este año, frente a los incrementos del 6,6, 5,3 y 6,6% registrados, respectivamente, en los tres años precedentes. Los mismo ha ocurrido en el caso de las grandes superficies, cuyas ventas han pasado de crecer a tasas de entre el 6 y el 3,7%, a subir este año el 2,4%.

En el caso de artículos de la moda y los complementos, el sector facturó este año en noviembre el 1,7% más, frente al incremento del 5,2% en 2017, del 5,6% en 2016, del 5,4% en 2015 y del 6,7% en 2014.

En lo que respecta a equipamiento para el hogar, las ventas minoristas crecieron el 4,4% en 2018, mientras que en 2017 subieron el 8,6%, en 2016 el 5,7%, en 2015 el 8,3%, y en 2014 el 2,4%.

El Black Friday surgió en gran parte para compensar la bajada del consumo a causa de la gran crisis. Ahora que la crisis empieza a ser un mal recuerdo reciente, el Viernes Negro ya no tiene tanto sentido. Al menos eso es lo que afirman los datos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios