Concruso de Emprendedores Universitarios EOI-Joly

Enrique Ybarra: "La confianza en uno mismo es vital en una aventura empresarial"

  • El CEO de City Sightseeing dice que la constancia, la transparencia y el equipo humano son claves del éxito

Enrique Ybarra, CEO de City Sightseeing Enrique Ybarra, CEO de City Sightseeing

Enrique Ybarra, CEO de City Sightseeing / Juan Carlos Vázquez (Sevilla)

En todas las entregas de premios del concurso que organizan Grupo Joly y EOI un empresario exitoso relata su experiencia y ofrece consejos a los que empiezan. En esta edición le correspondió esa misión a Enrique Ybarra, fundador, presidente y CEO de City Sightseeing, una marca de origen sevillano que se ha convertido en la mayor multinacional de autobuses turísticos del mundo gracias a sus sistema de franquicias.

Comenzamos con los consejos, que fueron pocos pero muy claros. El primero, confiar en uno mismo. “Es vital a lo largo de cualquier aventura empresarial. Si creéis en vuestro proyecto, seguid adelante, porque siempre habrá alguna posibilidad de que sea viable”, dijo, y recordó que a lo largo del camino habrá malos momentos y gente que no lo vea claro. Ante eso, “constancia, no cansarse”.

Otro aspecto “vital” –esa fue la expresión que utilizó– es la transparencia, interna y también externa, en la relación con los socios. Y la tercera pata esencial para un empresario, en opinión de Ybarra, es rodearse del mejor equipo humano posible. “Por muy buen CEO que seas, por bien que dirijas, si no tienes a un equipo humano que esté motivado y sienta pasión por el proyecto la empresa no funciona”.

Ybarra narró su historia personal, en la que la reinvención ha sido la constante. Mal estudiante y apasionado por el fútbol, una beca en EEUU le cambió la perspectiva y se le ocurrió la idea de crear un tour turístico en Sevilla aprovechando el boom de la Expo 92. Su padre, el empresario Ramón Ybarra Llosent, le aconsejó hacer unas prácticas antes, pero cuando presentó la solicitud en la empresa en cuestión fue rechazado.Ese “primer palo” fue la oportunidad de emprender su proyecto sin interferencias. Se trajo dos tranvías de San Francisco, adaptó su carrocería al viario sevillano, los llamó Carmen y El Barbero de Sevilla y se puso en el Paseo Colón de Sevilla, junto a la plaza de toros, a vender tickets de 08:30 y 22:00 e incluso hizo de guía. El éxito fue muy grande, pero tras la Expo llegó el marasmo, hasta el punto de vender sólo ocho billetes al día.

Tras una experiencia fallida en Málaga, miro lo que se hacía fuera y descubrió que no existía ninguna multinacional de los buses turísticos, algo “extraño”, ya que había ya aerolíneas, touroperadores y cadenas hoteleras globales. Así empezó el modelo. “Se trataba de crear una marca propia y franquiciar a los operarios existentes, con una central comercial, de marketing y de compras, para contratar con los grandes touroperadores”.

Lo hizo en alianza con una empresa británica, que luego se salió de City Sightseeing pero quedándose con los derechos internacionales de la marca. La empresa de Ybarra se centró en España y lo hizo tan bien, lento “pero dando una calidad muy alta”, que en 2010 volvió a adquirir los derechos internacionales.

“La empresa tiene tal éxito que muchos utilizan una imagen de marca muy similar, y eso nos genera problemas jurídicos pero también es una satisfacción. Significa que está funcionando, que es reconocible”, dice Ybarra.

City Sightseeing está en más de 100 ciudades y en 2017 vendió 13 millones de tickets. Ya ofrece paquetes turísticos completos que incluyen viajes en barco o rutas guiadas a pie; y se extiende sobre todo por el sudeste asiático, gracias a una joint venture con Emirates, con 130 personas bajo dirección andaluza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios