Nuevo Mercadona Pequeñas diferencias, grandes mejoras

  • Mercadona reabre en Gines y cerca del Hospital Virgen de Rocío dos nuevos supermercados basados en un sistema que ofrece más comodidades al cliente y mucho más respetuoso con el medio ambiente.

  • Las reformas han supuesto una inversión de 3,8 millones de euros.

Tres de los cortadores de jamón especializados de los que dispone la tienda de Gines. Tres de los cortadores de jamón especializados de los que dispone la tienda de Gines.

Tres de los cortadores de jamón especializados de los que dispone la tienda de Gines. / José Ángel García

En un famoso diálogo de Pulp Fiction, John Travolta explica a Samuel L. Jackson su experiencia al visitar Amsterdam. Al final, el resumen es que todo es igual "pero con pequeñas diferencias". Esos cambios, a veces imperceptibles al ojo no entrenado, pero que hacen que una experiencia se recuerde con agrado. Sobre esa idea gravita el nuevo modelo de tienda eficiente que Mercadona está implantando en sus supermercados desde hace unos meses. Tras años de análisis y recopilación de ideas de trabajadores y clientes (que ellos llaman "jefes" de forma metódica), la cadena española de supermercados ha decidido poner en marcha esos pequeños cambios que proporcionan grandes mejoras.

Entre ayer y hoy, Sevilla cuenta con dos nuevos establecimientos de este tipo. El primero en reabrir es el ubicado en Gines, que tras veinte días cerrado para finiquitar las reformas, ayer vio como sus clientes habituales inundaban sus pasillos de forma poco habitual para un jueves por la mañana. "Yo soy de aquí y la gente que me conoce no paraba de preguntarme cuando abríamos porque hay muchos productos que sólo quieren comprar aquí", explica una de las especialistas de la sección de perfumería.

Fueron estos clientes los primeros testigos de las mejoras. El nuevo modelo de tienda eficiente llama la atención primeramente por la luminosidad. Todo se ve más claro, más alineado, con un orden pensado para que el cliente esté más cómodo.

Se consigue, claro está, con pequeñas diferencias. Entrada totalmente acristalada, doble puerta para mejorar la climatización, un suelo que reduce el ruido al mínimo, pasillos más amplios, congeladores transparentes, uso extensivo del termoplástico, cajas adaptadas para evitar sobreesfuerzos y con doble pantalla (la tradicional para uso del cajero y otra que sirve para que el cliente sepa exactamente qué está comprando y por cuánto).

Son sólo algunos cambios, casi nombrados al azar, de las decenas de variaciones que se han introducido para mejorar la experiencia de clientes y trabajadores. En la zona de la panadería y pastelería, se ha instalado un nuevo sistema informatizado para que los trabajadores siempre ofrezcan el pan en su punto. "Ahora siempre sale con la misma calidad, sin importar la hora del día y respetando su necesario proceso de enfriado para que mantenga sus propiedades", indica Jennifer González, trabajadora de esta zona.

Y se ha instalado la cortadora de pan tan solicitada por los clientes habituales. "Puedes cortar un pan de pueblo o el que cuesta 9 céntimos. Es muy fácil de usar y totalmente segura", se alegra Jennifer.

Jennifer González, en el área de panadería y pastelería. Jennifer González, en el área de panadería y pastelería.

Jennifer González, en el área de panadería y pastelería. / José Ángel García

En la charcutería y carnicería destacan los varios puestos de cortadores de jamón, todos atendidos por especialistas. "Ahora puedes pedir que te deshuesen al gusto una pieza entera o llevárte en lonchas el peso que quieras. Incluso traer el hueso para que lo corten y usarlo para hacer un puchero", explica Manuel López, que lleva 15 años en esta sección.

La pescadería mantiene su selección de productos de la zona, pero con una exposición aún más ordenada y manteniendo la firme intención de ofrecer productos frescos de proveedores cercanos a cada supermercado.

Esto último es vital para que el nuevo modelo de tienda eficiente realmente brille. "Intentamos adaptarnos a los gustos de cada zona. En Gines ofrecemos jamón de Jabugo, en Córdoba, del Valle de los Pedroches, y en Granada, Trevélez. Y así con todos los productos que podemos", explica uno de los gerentes de la tienda de Gines.

El uso de tabletas electrónicas permite que los productos sean más frescos

El sistema informatizado ha acabado con el papel y el bolígrafo. Los empleados controlan la actualización del stocks con tabletas electrónicas. "Ahora toda la información se recopila instantáneamente. Eso nos permite pedir a los proveedores con mucha más precisión lo que necesitamos y en qué fecha. La idea de que todos los productos que podamos lleguen del campo a los expositores, casi sin pasar por cámaras frigoríficas. Los productos son más frescos y, por tanto, tienen un vida para su consumo aún más larga una vez comprados", razona Fernando Moya desde su zona de frutería.

Jesús Vázquez, trabajador especializado en el área de frutería y verduras. Jesús Vázquez, trabajador especializado en el área de frutería y verduras.

Jesús Vázquez, trabajador especializado en el área de frutería y verduras. / José Ángel García

Mejoras que disfrutarán 12 supermercados sevillanos en 2018, tras 27 millones de euros de inversión. La última en incorporarse a este nuevo modelo, será el cercano al Hospital Virgen del Rocío, en la capital hispalense. Sus clientes hoy acudirán a hacer sus compras y todo les parecerá más o menos igual. Pero habrá pequeñas diferencias. El objetivo es que no haga falta identificarlas, sólo disfrutarlas.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios