Economía

El Gobierno reduce el IRPF a los agricultores afectados por la sequía

  • Cereales, fruta de hueso, leguminosas, patata y ganadería extensiva, entre los sectores beneficiados

Campo de trigo donde se observan las espigas agostadas por la sequía. Campo de trigo donde se observan las espigas agostadas por la sequía.

Campo de trigo donde se observan las espigas agostadas por la sequía. / archivo

El Gobierno ha reducido el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) a los productores de cereales, leguminosas, patata, fruta de hueso, bovino de leche y ganadería extensiva, según una Orden publicada este lunes en el Boletín Oficial del estado (BOE).

La Orden del Ministerio de Hacienda y Función Pública fija los Índices de Rendimiento Neto en la declaración del IRPF para estimación objetiva (módulos), un régimen mayoritario entre los agricultores y ganaderos.

COAG critica el trato desigual a zonas que han sufrido de forma similar la climatología

Eso se traduce una disminución proporcional de la base imponible derivada de los rendimientos de la actividad agraria.

Las reducciones establecidas con carácter nacional para la declaración de la renta 2017 de los agricultores y ganaderos, son: cereales, de 0,26 a 0,18; leguminosas, de 0,26 a 0,18; patata, de 0,26 a 0,13; fruta de hueso, de 0,37 a 0,20; apicultura, de 0,26 a 0,13; bovino de leche, de 0,20 a 0,16; bovino de carne extensivo, de 0,13 a 0,09; bovino de cría extensivo, de 0,26 a 0,18; cunicultura, de 0,13 a 0,07; ovino y caprino de carne extensivo, de 0,13 a 0,09; ovino y caprino de leche extensivo, de 0,26 a 0,18; porcino de carne extensivo, de 0,13 a 0,09 y porcino de cría extensivo, de 0,26 a 0,18. La reducción de módulos también tiene en cuenta los efectos de la sequía sobre otros cultivos, con rebajas en cítricos, olivar, uva, oleaginosas y forrajes en amplias zonas.

A partir de la información fiscal y agraria disponible, se estima que el conjunto de estas reducciones de módulos puede implicar, con respecto a un año sin reducciones, una rebaja de la base imponible del orden de 580 millones de euros, de los cuales 115 corresponden a Andalucía, según anunció ayer el delegado del Gobierno, Antonio Sanz.

Desde las asociaciones agrarias valoraron la medida, especialmente desde Asaja, pero al mismo tiempo criticaron el trato desigual para zonas que han sufrido la sequía y el temporal de forma similar. Así, COAG Andalucía valoró la reducción de módulo del olivar pero lamentó a que "solo afecte a los municipios de Jaén y a algunos de Sevilla". "No se entiende que queden fuera provincias como Córdoba o Granada, mientras que Sevilla y Málaga sí ven recogida la petición de reducción de módulo para aceituna de mesa, que queda en 0,18", han valorado.

A juicio del la asociación, también quedan excluidos "buena parte de los productos hortícolas", a pesar de que sufrieron la meteorología adversa que provocó la aparición de virus y el descenso de producción en las zonas productoras, especialmente Almería y Granada.

Asaja-Sevilla, por su lado, destacó que la campaña de la renta que se inicia hoy será la primera en la que los arroceros tributen por un nuevo módulo más bajo, dado que el módulo para este cultivo pasará del 0,37 al 0,32, tal como recoge la Orden HPF/1159/2017 de 28 de noviembre. Este ajuste del índice de rendimiento neto, acorde con la pérdida de renta experimentada por el sector, tiene carácter estructural y se mantendrá en 0,32 también las próximas campañas, "lo que es importante para Sevilla, primera provincia productora de arroz de España, y permitirá que los arroceros sevillanos reduzcan sus pagos a la Hacienda Pública en cinco millones de euros anuales", afirma Asaja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios