Economía

La Junta implicará al sector privado en la reducción de las emisiones

  • José Fiscal, consejero de Medio Ambiente, afirma que la ley de cambio climático culmina un trabajo de 15 años.

José Fiscal, junto a Tomás Valiente, director general de Grupo Joly./JUAN CARLOS VÁZQUEZ José Fiscal, junto a Tomás Valiente, director general de Grupo Joly./JUAN CARLOS VÁZQUEZ

José Fiscal, junto a Tomás Valiente, director general de Grupo Joly./JUAN CARLOS VÁZQUEZ

Mientras el Gobierno anuncia una nueva ley para el cambio climático, la Junta ultima una norma con idéntico objetivo. A decir verdad, según afirmó el consejero de Medio Ambiente, José Fiscal -quien ayer pronunció la ponencia inaugural-, el Gobierno andaluz "lleva 15 años abordando el problema y ahora todo desemboca en la el anteproyecto de la ley andaluza del cambio climático". Si no ha salido a la luz aún, aseguró, es porque quiere contar con "un apoyo social importante", en un proceso de consultas que, admite, ha terminado alargando la tramitación.

En cualquier caso, la Junta regulará mediante esa norma las emisiones llamadas difusas, que son todas aquellas no susceptibles de entrar en el comercio del CO2, como puedan ser las del transporte o la vivienda, y también algunas industriales. En este sentido, la Junta se propone alcanzar las 4,13 toneladas equivalentes de CO2 por habitante y año en 2020, "algo compatible con el acuerdo por el clima de París de finales de 2015".

Fiscal enmarcó dentro de la nueva ley el plan andaluz de acción por el clima, "con medidas transversales sobre eficiencia energética, uso de energías renovables y gestión eficiente de residuos", todas aplicables no sólo a la Administración autonómica, sino "a todos los ámbitos de lo público". Por otro lado, se pondrá en marcha un sistema andaluz de emisiones registradas con un plan de reducción dirigido al sector privado y cuyos objetivos se fijarán dependiendo de la actividad. "Esto también será aplicable a todo lo público, que tendrá las mismas obligaciones", señaló el consejero de Medio Ambiente. El objetivo, según consta en la estrategia energética andaluza para 2020, es elevar un 25% el consumo de renovables (ahora es el 20% de todo el sistema y se prevé que llegue al 25%), reducir un 20% el consumo y lograr que el 5% de la energía sea de autoconsumo.

Fiscal se mostró satisfecho de la acción de la Junta en el pasado, que, según él, ha posibilitado situar en 6,1 toneladas las emisiones por habitante y año, 1,1 menos que en España y 2,9 menos que en la Unión Europea, un objetivo conseguido además con un año de antelación. "No hay que negar que en los últimos años la crisis ha influido en esta reducción, pero incluso sin ella hubiéramos alcanzado nuestros objetivos". También valoró el consejero el hecho de que Andalucía sea "pionera en estudios de vulnerabilidad frente al cambio climático o sobre el impacto en sectores económicos" como la agricultura o el turismo. Andalucía dispone de instrumentos, añade, como una red de alerta temprana y otra de información ambiental, además de observatorios de cambio global en Sierra Nevada, Doñana y Cabo de Gata.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios