Economía

Sevilla destruye casi 4.000 empleos en julio y se aleja de los 700.000 cotizantes

  • La provincia encadena dos meses malos tras una buena primavera; el paro sube en apenas 99 personas

Sevilla destruye casi 4.000 empleos en julio y se aleja de los 700.000 cotizantes Sevilla destruye casi 4.000 empleos en julio y se aleja de los 700.000 cotizantes

Sevilla destruye casi 4.000 empleos en julio y se aleja de los 700.000 cotizantes

El mes de julio no suele ser demasiado bueno para Sevilla. La temporada alta -cada vez más larga por los buenos datos del turismo- toca a su fin con el calor y algunas campañas agrarias generadoras de muchos jornales, como la de la fruta de hueso, también terminan.

Eso trae como consecuencia una significativa bajada de la afiliación, lo que ya es una constante en los últimos años. El mes pasado, sin ir más lejos, la provincia registró 3.986 afiliados medios menos a la Seguridad Social, hasta situarse la cifra total en 692.640. Sevilla se aleja de los 700.000 cotizantes alcanzados en mayo tras dos meses, junio y julio, que no han sido precisamente buenos para el empleo.

Además, esos casi 4.000 afiliados perdidos superan con mucho a los 2.777 que se destruyeron en julio de 2016, aunque no a los 4.927 de 2015, los 5.145 de 2014 y los 5.100 de 2013. Pese a que el mes pasado empeora los datos del año pasado, se trata del segundo mejor de los últimos años, al menos desde que se inició la recuperación económica. Además, si analizamos la afiliación en la perspectiva de un año -lo que nos da una mejor visión de la tendencia general del mercado laboral- concluimos que en un año Sevilla ha creado el mayor número de puestos de trabajo desde 2007. Así, entre julio de 2016 y julio de 2017 se han incorporado al mercado laboral 23.460 personas, 10.000 más que las 13.842 que lo hicieron el año anterior o las 12.337 de 2015. Hay que remontarse a 2007 para encontrar una cifra mejor, con 30.313 cotizantes más entre julio de 2006 y julio del año siguiente. Sin embargo, sí se nota una cierta desaceleración en este incremento, ya que en mayo eran 26.668 cotizantes más en un año y en junio 24.549 (en julio, 23.460). Pero esta evolución no debe llamar a la alarma, ya que el alza sigue siendo muy importante.

El dato del paro es más difícil de analizar, ya que su evolución en julio suele ser muy dispar. Así, el mes pasado se apuntaron a los servicios de empleo 99 personas más, lo que deja la cifra total en 201.808. Porcentualmente, es un movimiento mínimo, del 0,05%.

Este estancamiento contrasta con la reducción de 3.221 personas de julio de 2016, a pesar de que en ese mes se destruyó empleo. De hecho, desde 2011 sólo ha subido el paro tres veces en Sevilla, en ese mismo 2011, en 2014 y ahora en 2017. Eso es indicativo de que este año no ha sido demasiado bueno. Una posible explicación de por qué el paro baja (o sube mínimamente, como este año) y el empleo cae con fuerza es el hecho de que los trabajadores agrarios pasan a cobrar el subsidio cuando dejan de trabajar y no contabilizan como desempleado. Otra hipótesis puede ser la emigración de sevillanos para trabajar en la costa, donde en verano suele haber más movimiento laboral. En cualquier caso, esa distorsión se atenúa cuando se observa la evolución en un año: 21.768 parados menos desde julio de 2016 y 23.460 cotizantes más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios