Subida de aranceles

El campo andaluz se une contra el ataque de Trump a la aceituna negra

  • Cientos de personas se manifiestan ante el consulado de EEUU en Sevilla. Los responsables de las organizaciones agrarias aseguran que el "sector desaparecerá" si la CE no frena la medida antes del 10 de julio. 

Un falso Donald Trump firma el manifiesto en defensa de la aceituna negra. Un falso Donald Trump firma el manifiesto en defensa de la aceituna negra.

Un falso Donald Trump firma el manifiesto en defensa de la aceituna negra. / Belén Vargas (Sevilla)

Comentarios 1

Casi la mitad de las aceitunas negras de mesa que habitualmente se vendían en EEUU se quedaron esperando comprador en el primer trimestre de este año. Exactamente un 42% se desplomaron las exportaciones al país norteamericano. Las empresas productoras y distribuidoras, ubicadas en Sevilla -la mayoría- y Córdoba, han visto impotentes cómo han pasado de vender 6,9 millones a 4 millones de kilos de este tipo de aceituna por culpa de los nuevos aranceles aplicados por Trump. Esto ha generado unas pérdidas económicas de entre 6 y 7 millones de euros. Una situación a la que le han sabido sacar partido países como Marruecos, Egipto y Turquía, que han incrementado sus ventas a EEUU un 33%, 50% y 82%, respectivamente.

El secretario general de Asaja, Eduardo Martín, ofreció esta mañana estas explícitas cifras durante la larga concentración que cientos de afectados mantuvieron ante el consulado de EEUU, en la plaza Nueva de Sevilla. La protesta se desarrolló en un ambiente de gran enfado, pero sin perder el sentido del humor. Una potente megafonía no paraba de animar a los manifestantes con canciones dedicadas a la aceituna o contra EEUU y Trump. Sonaba Escándalo, de Raphael, a todo volumen. Y cuando nadie lo esperaba, apareció el mismísimo presidente estadounidense.

El émulo de Trump fue fuertemente silbado, a pesar de que llevaba un cartel donde rezaba -en inglés, of course-, que "la mejor oliva negra del mundo es la española". El Trump de pega aprovechó para firmar el manifiesto que Asaja entregó en mano un poco más tarde al cónsul americano Raynold von Samson-Himmelstjerna. Todo para apoyar una causa que afecta de lleno a la economía andaluza por culpa de una subida que supone una barrera del 35% de sobreprecio para exportar aceituna negra a EEUU. Una medida que pone en riesgo dos millones de jornales y 8.000 empleos directos por unas pérdidas cifradas en 350 millones en el próximo lustro. 

Un manifestante disfrazado de Trump come aceitunas negras. Un manifestante disfrazado de Trump come aceitunas negras.

Un manifestante disfrazado de Trump come aceitunas negras. / Belén Vargas (Sevilla)

Solución rápida

En este manifiesto se insiste en la necesidad de que todas las organizaciones y administraciones estén "unidas sin fisuras" para defender el campo andaluz, por el miedo a que el arancel a la aceituna negra sea el precedente de un aluvión de ataques contra otros productos agroalimentarios e, incluso, contra la PAC en su totalidad.

Algo que advirtió el secretario general de la Asociación de Exportadores e Industriales de Aceitunas de Mesa (Asemesa), Antonio de Mora: "Esta protesta se dirige a EEUU y su política proteccionista, pero también a la Unión Europea para que defienda al sector con todas sus armas diplomáticas, para que actúen urgentemente y planten cara".

Como un frente común, los responsables de las distintas organizaciones y empresas que acudieron a respaldar la concentración incidieron en la importancia de que la Comisión Europea (CE) frene la política proteccionista de Trump antes del próximo 10 de julio, cuando la Comisión de Comercio Internacional de EEUU se reunirá para estudiar la medida, antes de dar su conclusión final el 24 de julio. "Entonces ya no habrá marcha atrás. Hay que actuar antes. Que se defienda este sector estratégico como se ha defendido el acero o el aluminio, que afectaba principalmente a otros países. Si nos obligan a ir a la OMC, en lo que tardan en estudiar el caso y resolverlo, el sector está muerto", explicó Martín, resumiendo el sentimiento de todas las organizaciones, empresas, partidos políticos y trabajadores que se reunieron en Sevilla para defender el campo andaluz del ataque de un presidente estadounidense que tiene en pie de guerra a medio planeta. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios