Factura de la luz

Más de 360.000 andaluces pierden el bono social al no renovarlo a tiempo

  • Los que tengan derecho a esta bonificación pueden tramitarlo hasta final de año, después de que el Ejecutivo ampliara el plazo.

  • Lo pagado de más se les devolverá de forma retroactiva.

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, y el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, ayer. La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, y el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, ayer.

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, y el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, ayer. / Fernando Villar

Comentarios 2

Exactamente 368.975 andaluces que hasta ahora disfrutaban del bono social eléctrico verán desaparecer esta bonificación en su próxima factura de la luz. El plazo para presentar la documentación y realizar el trámite necesario para renovar esta ayuda acabó ayer. Endesa, la compañía que gestiona prácticamente la totalidad de este tipo de contratos en Andalucía, cifró en 135.737 los beneficiarios que habían renovado su bono social hasta la semana pasada.

Las solicitudes en cola de tramitación pueden suponer hasta 50.000 más. Pero como explica el director de Atención al Cliente de Endesa en Andalucía y Extremadura, Julio Moratalla, estas peticiones ya estarán fuera de plazo "porque el Ministerio tarda entre 15 y 20 días en resolverlas una vez que les mandamos la documentación".

Aunque gracias a la reciente ampliación del plazo hasta el 31 de diciembre por parte del actual Gobierno, las personas que cumplan con los requisitos y realicen el trámite hasta dicha fecha recibirán lo pagado de más de forma retroactiva.

"Es un buen sistema porque así las personas que necesitan el bono y puedan solicitarlo no perderán la ayuda, pero mucha gente que hasta ahora se beneficiaba del bono sin necesitarlo ya no podrá aprovecharse más", afirma Moratalla, en referencia directa a aquellos usuarios que disfrutaban de la ayuda por cumplir con el único requisito de no tener contratada más de 3kW de potencia.

Se estima que cerca de un 30% del total del medio millón de beneficiarios andaluces del bono social lo recibían a través de esta grieta en la primera redacción de la normativa de la ayuda. La mayoría atribuidos a segundas viviendas, muchas de ellas en la costa andaluza.

Para evitar este tipo de circunstancias, el Consejo de Gobierno aprobó un nuevo reglamento del bono social el pasado viernes. Además, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, abrió la puerta ayer a revisar en los próximos meses los criterios actuales para que la renta sea el elemento que más peso tenga a la hora de percibir esta ayuda al consumo de electricidad. "Hay que ser eficaz con quien más lo necesita", sentenció.

Mientras tanto, Facua denunció ayer que los cambios introducidos por el Gobierno de Pedro Sánchez sólo permitirán un ahorro de entre 66 céntimos y 1,98 euros, por lo que en la mayoría de los casos no sirve para paliar el incremento del 15,9% que ha sufrido la factura en los últimos meses.

También ayer, la Alianza contra la pobreza energética trasladó en una reunión con el secretario de Estado de Energía, José Domínguez, que la política para paliar la pobreza energética en España ha sido "absolutamente insuficiente" y "las medidas que se han ido aprobando han sido un parche detrás de otro".

Desde la Alianza aseguraron que a pesar de haberse aumentado los baremos de renta para tener acceso al bono social, aún hay muchas familias necesitadas que se quedan fuera, "por lo que deben aumentarse más".

Finalmente, el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, indicó ayer en el Congreso que el precio de la electricidad para los hogares, sin computar los impuestos, ha subido un 30% menos que el aumento de la renta familiar disponible. "Hemos crecido más en renta que lo que ha crecido la factura, un 40% menos que el metro cuadrado de vivienda en la capital y un 45% menos que productos de primera necesidad, como el pan y la leche", apuntó Galán en su intervención en el simposio La gran transformación de los servicios públicos: 40 años que cambiaron España.

Galán también aseguró que la escalada de precios de la energía es algo que está "está ocurriendo en todo el mundo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios