Economía

Unos 130.000 edificios en la región necesitan rehabilitación energética antes de 2030

  • La empresa de activación de capital ecológico Greenward ve imprescindible la iniciativa privada para llegar al objetivo

Obras de rehabilitación energética en un edificio Obras de rehabilitación energética en un edificio

Obras de rehabilitación energética en un edificio

Cerca del 50% del parque residencial andaluz fue construido antes de 1980, año en que comenzaron a existir normativas sobre eficiencia energética en la edificación. En términos energéticos, el sector de la edificación representa uno de los principales sectores consumidores de Andalucía (en torno al 20% del consumo de energía final), lo que da cuenta de la importancia de tomar medidas de ahorro.

Según datos oficiales, Andalucía aglutina el 13% de las viviendas españolas que sería necesario incluir en los paquetes de hogares con necesidades de rehabilitación de su envolvente entre 2021 y 2050 para que sean energéticamente eficientes.

Se trata en concreto de 900.000 viviendas, de las cuales algo más de 150.000 deberían intervenirse antes de 2030. La Junta de Andalucía está dando importantes pasos de mejora, como el programa de incentivos para actuaciones de rehabilitación energética en edificios. También hay que contemplar la parte proporcional que corresponderá a Andalucía de los 27.000 millones de euros que llegarán a España de la UE y la recientemente anunciada decisión por parte del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico de destinar 51,2 millones de euros al Programa de Rehabilitación Energética de Edificios (PREE) en la región.

Pero, incluso sumando todos, los recursos públicos son insuficientes. Como explica Eduardo Brunet, fundador y CEO de Greenward, primera empresa dedicada a la activación de capital ecológico en España, “es imposible que las cuentas públicas financien en solitario la inversión que se necesitará para cumplir los objetivos de eficiencia energética en edificios que exige la Unión Europea. Pero no hay en el mercado productos y estructuras que faciliten la financiación del 100% del coste del proyecto, a largo plazo, a tipos competitivos y bajo modelos estandarizables. Necesitamos normativas eficaces e instituciones especializadas, capaces de dar soluciones innovadoras y canalizar el gran volumen de capital privado que existe proveniente de inversores interesados en apostar por la rehabilitación energéticamente eficiente y que actualmente está infrautilizado.”

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios