Economía

La locomotora alemana avanza "a toda potencia" tras la crisis

  • El PIB del país germano repuntará un 3,4% este año gracias al consumo interno y las exportaciones. Francia critica que el comercio exterior alemán perjudica al resto de países.

Comentarios 2

La economía alemana avanza "a toda potencia" y está consolidándose como la "locomotora de Europa" tras la crisis gracias al repunte del consumo doméstico y las exportaciones, aseguró este jueves el Ministerio de Economía, Rainer Brüderle.

El Producto Interior Bruto (PIB) alemán repuntará en el conjunto de este año un 3,4% y alrededor de un 1,8% en el próximo ejercicio, apuntó en sus previsiones de otoño el ministro.

"Tras un tiempo en el carril de aceleración, nuestra economía circula ahora por el carril rápido", aseguró en rueda de prensa el titular de Economía, del partido liberal FDP.

Desde la reunificación alemana, la mayor economía europea sólo ha logrado una tasa de crecimiento similar en una ocasión, en el año 2006.

Según Brüderle, Alemania se ha convertido en "la economía industrializada que más rápido crece" gracias principalmente al fuerte repunte del consumo doméstico y al alza de las exportaciones.

"La recuperación se sostiene sólidamente sobre dos pilares: tras el importante impulso (inicial) del comercio exterior, ahora también incluye el aumento de la economía doméstica. El boom ha afectado a casi todos los sectores de la economía", subrayó el ministro.

Brüderle hizo hincapié en que el principal contribuyente al nuevo "milagro económico" alemán es el consumo interno y no las exportaciones, y tachó de sin sentido "las críticas de los colegas franceses".

Desde el país galo se ha apuntado que Alemania ha impulsado a propósito las exportaciones como elemento de crecimiento, lo que afecta negativamente a otros países.

"Nuestra fortaleza exportadora no es una estrategia. No hay proteccionismo, no hay manipulación ni subvenciones. Sólo hay libre competencia y libre mercado. La gente compra nuestros productos", contraatacó el titular de Economía alemán.

Según el pronóstico de otoño, el comercio exterior crecerá un 15% este año y un 8% en 2011.

A este respecto, Brüderle agregó que China e India, son los nuevos mercados objetivo de Alemania por su creciente atractivo, aunque el 40% de las exportaciones van a "países vecinos".

Sobre el mercado laboral, Brüderle indicó que Alemania seguirá reduciendo su tasa de desempleo en el futuro y que tiene una "buena oportunidad" para bajar el año que viene de la marca de los tres millones de parados.

Su equipo espera que la cifra de trabajadores sin empleo se reduzca en 190.000 personas en el conjunto de este ejercicio y en 290.000 individuos en 2011, con lo que se situaría en torno a los 2,9 millones de desempleados.

"El mercado laboral alemán ha pasado de ser un niño problemático a convertirse en el alumno ejemplar, incluso a nivel internacional", afirmó.

Brüderle destacó que la primera economía europea cuenta ahora con más empleados en activo que antes de la crisis, pero recordó que Alemania precisa decenas de miles trabajadores más, "altamente cualificados" y con "conocimientos de alemán" para asumir los retos del futuro y mejorar la productividad.

Abordando el controvertido asunto de la contratación de empleados extranjeros, el ministro apostó por un mecanismo "bueno" y "razonable" que permita a Alemania buscar fuerza de trabajo en el exterior, porque la República Federal tiene "el derecho de elegir a quién invita".

Brüderle señaló que la inflación se situará este año en el 1,1% y que en el próximo ejercicio repuntará levemente, hasta el 1,3%.

El titular alemán de Economía recalcó que el paquete de ahorro implementado por el Gobierno federal para atajar la crisis se mantendrá a pesar de la mejora de la coyuntura económica, y advirtió a este respecto que "el (control del) déficit es una prioridad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios