Subida de la luz

Andalucía sufre más que la media con la histórica subida del precio de la luz en verano

  • El coste de este tipo de energía ha aumentado 20,64 euros desde enero, casi un 30%.

  • Las altas temperaturas y unos sueldos por debajo del promedio nacional hacen que la región sufra más con los máximos anuales que está marcando la electricidad.

Una andaluza muestra su factura de la luz. Una andaluza muestra su factura de la luz.

Una andaluza muestra su factura de la luz. / Alberto Domínguez

Comentarios 10

Ayer fue el día en el que los españoles pagaron el precio de la electricidad más elevado de todo el mes. Eso significa que también fue el día más caro de todo el año. Exactamente, 75,39 euros costó de media el megavatio-hora (Mwh). El pico llegó a las 21:00 con un precio de 80,07 euros. El valle fue a las cuatro de la madrugada, con 68,09 euros, una cifra igualmente que supera por mucho del precio medio del Mwh del resto del año.

Evolución del precio de la luz. Evolución del precio de la luz.

Evolución del precio de la luz. / Dpto. Infografía

Supondrá la confirmación de que septiembre será el mes con la media en el precio de la energía más elevada de todo el año. Hasta la fecha, el importe se sitúa en 70,62 euros el Mwh. Un subida de 6,29 euros respecto a agosto, que ya fue el más caro.

La media mensual en el precio de la luz de la que se surten particulares y empresas ha subido 20,64 euros desde enero, cuando marcó 49,98 euros el Mwh. Casi un 30% de encarecimiento que se está notando y mucho en todos los bolsillos.

Es evidente que el precio de la electricidad escale hasta estas cotas afecta a todos los sectores económicos, clases sociales y regiones. Pero no lo hace por igual. Por ejemplo, a los andaluces los golpea duramente. Por la convergencia de varios factores.

Primero, en Andalucía la temperatura media de las provincias occidentales no bajó ayer de los 32º a las 17.00 horas, estuvo cerca de los 30º a las 20.00 horas y alrededor de los 25º hacia la medianoche. En las provincias orientales, hizo algo menos de calor, pero igualmente bastante más que las temperaturas que se registraron en la mayoría de provincias españolas. En la cornisa cantábrica las temperaturas rondaron los 20º durante el día y descendieron por debajo de esa cota por la noche. En el centro de la Península, no subió de 30º durante el día y a la caída del sol refrescó bastante.

Esta diferencia hace que el gasto energético en Andalucía se eleve considerablemente, tanto entre los particulares como entre las empresas. Poner el aire acondicionado se hace inevitable en algunas ciudades como Sevilla y Córdoba, donde aún es complicado conciliar el sueño sin refrescar la casa a costa de consumir electricidad. Por cara que esté.

Además, los frigoríficos, el electrodoméstico que más consume, se ponen casi al máximo de potencia y donde no hay aire acondicionado se tira de ventilador. Y estos son sólo algunos de los gastos extraordinarios a los que obligan las altas temperaturas.

Segundo, el sueldo medio en Andalucía es el sexto más bajo de España, con 1.476 euros (según datos del INE para 2017). Muy alejado de los 1.933 euros de Madrid o 1.930 del País Vasco. Incluso por debajo de la media nacional de 1.639 euros.

No se gana igual en toda España, pero si se paga la luz al mismo precio. En esto no hay discriminación entre comunidades. Ya en agosto se sufrió esta situación cuando el precio marcó su valor medio más alto del año con 64,33 euros el Mwh.

Tanto es así, que la Junta culpó ayer precisamente al precio de la energía de la subida del IPC en la comunidad en un 0,2%. "Es por la evolución ascendente de los precios de los productos energéticos, como consecuencia de la subida del precio del petróleo en los mercados internacionales (9,8%) y del aumento de la electricidad, el gas y otros combustibles (7,1%)", aseguraron.

La subida del IPC en agosto en Andalucía es una décima superior a la registrada a nivel nacional (0,1%) y la tasa interanual se sitúa en el 2,1%. Curiosamente, el mismo porcentaje que ha registrado el aumento en el precio de la electricidad, el gas y otros combustibles (2,1%) en la comunidad.

Alarmados por esta escalada de precios, los responsables de Facua propusieron ayer al Gobierno que baje al 4% el IVA de la luz, una medida que ahorraría al usuario medio casi 130 euros anuales. Facua considera que mantener este tributo al 21% está "injustificado" para un suministro esencial.

Esta tasa pasó del 16 al 18% en julio de 2010 y subió al 21% en septiembre de 2012. Además, desde enero de 1998 al recibo se le aplica, además del IVA, el impuesto especial sobre la electricidad, del 5,11%.

El presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, Lorenzo Amor, pidió ayer lo mismo: "Si se quiere bajar el IVA de los productos de primera necesidad, se debe empezar por bajar el IVA de la factura de la luz".

Y, ¿por qué la luz no para de subir?. El mercado energético en España esta gestionado por el OMIE, que es el principal mercado de contratación de electricidad y marca el precio para cada día y cada hora del año. "Es un mercado marginalista en el que el precio de contratación de la energía se establecen partiendo del punto de equilibrio entre la oferta y demanda. El precio para cada hora se marca por el precio ofertado al mercado por la última central de eléctrica que entra para generar dicha electricidad. Dicho de otra forma, todas las centrales cobran lo que cuesta la central más cara de cada hora", explica Lorenzo López, CEO de Luzcontrol.

Esto lleva a que las centrales nucleares o las renovables entren a precio cero y cobren al final los precios que determinan las centrales más caras que suelen ser las de gas o la de carbón cuando sus costes marginales son mucho más bajos.

"Además, otro de los motivos de por los que actualmente la energía es más cara es debido a que el Sistema de Comercio de Emisiones (ETS) ha pasado de 8,34 euros en enero 2018 por tonelada de CO2 emitida por las centrales térmicas a 22,07 euros en septiembre. Esto hace que las centrales produzcan más caro ya que tienen que comprar este derecho. La unión de todos estos elementos hace que actualmente estemos ante la mayor subida de energía de la historia", resume López.

Lo más preocupante es que según las compañías eléctricas y el propio Gobierno, estos precios altos han llegado para mantenerse. No se esperan bajadas para las próximas semanas, sino más máximos históricos.

Mañana, para empezar, el precio medio será de 74,76 euros, así se enlazarán por primera vez dos máximos anuales en sendos días consecutivos.

Al menos, sí parece que en los próximos días hará menos calor. Incluso lloverá. Quien no se consuela es porque no quiere.

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios