Foro Joly con Rogelio Velasco

El patrón de recuperación andaluza se ha roto, sólo nos salvan las exportaciones

  • El consejero Rogelio Velasco explica que Andalucía está dejando de converger incluso en este ciclo de crecimiento

Rogelio Velasco y José Antonio Carrizosa, durante el coloquio del Foro Joly. Rogelio Velasco y José Antonio Carrizosa, durante el coloquio del Foro Joly.

Rogelio Velasco y José Antonio Carrizosa, durante el coloquio del Foro Joly. / Victoria Hidalgo

La economía andaluza era como una liebre que corría detrás de la española, sin llegar a alcanzarla. En tiempos de crisis económica, se retrasaba más que el resto, por el terrible impacto que la recesión tiene en el empleo andaluz, pero en época de bonanza, corría hasta recuperar su puesto histórico. Este patrón de crecimiento se ha roto, según ha explicado el consejero de Economía, Rogelio Velasco, en el Foro Joly. A pesar de que vivimos desde hace años en un ciclo bueno, Andalucía se está distanciando del resto de España en términos de PIB por habitante. Estamos en el 68% de la media de los países de la Unión Europea y a 29 puntos porcentuales de la española, cuando lo habitual ha sido un margen de 25 puntos.

El panorama andaluz que ha descrito Velasco no es nada halagueño, porque Andalucía no reduce su divergencia respecto a España, pero crecía a su ritmo, con este comportamiento de tiras y aflojas. El dato bueno, que el consejero tilda de "excepcional", es lo que ha ocurrido con las exportaciones, no sólo en Andalucía, sino en todo el país. Si en 2008 el valor de las exportaciones en función del PIB era del 22%, ahora es del 33%, un dato que sólo supera Alemania. Ni Francia ni Italia tienen un sector exportador tan rentable en términos de país.

El consejero mantiene que esto se debe a que las políticas expansivas de aumento de la demanda ya no dan más de sí en una comunidad donde siguen encrustados algunos de sus problemas históricos. Entre éstos, Velasco cita al bajo capital inversor productivo, las trabas tradicionales para la creación de empresas, una baja formación en relación con el entorno y un pobre ambiente innovador.

Si en algo se ha mejorado es en las infraestructuras de trasportes, a lo que, en efecto, se ha destinado buena parte de los fondos europeos. "Hay algunos cuellos de botella, pero esto no es un nudo para el crecimiento económico", ha declarado. Un dato preocupante es que el índice con el que el Banco Mundial mide la facilidad de un territorio para que se constituyan empresas sitúa a España en el puesto 14 de las 17 comunidades españolas. 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios