Resultados Abengoa del tercer trimestre de 2019 El negocio de Abengoa mejora hasta septiembre y su Ebitda se dispara un 44%

Gonzalo Urquijo, presidente de Abengoa Gonzalo Urquijo, presidente de Abengoa

Gonzalo Urquijo, presidente de Abengoa

Poco a poco, el negocio de Abengoa empieza a despegar. Hasta el 30 de septiembre su cifra de ventas creció casi un 20% y su Ebitda se dispara un 44% por la mejora de las actividades de sus áreas de negocio. El beneficio neto se eleva a más de 2.100 millones, aunque se trata de un efecto contable de la segunda reestructuración financiera de la multinacional sevillana.

Al cierre de los mercados de este lunes, Abengoa comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que durante los nueve primeros meses de 2019 las ventas alcanzaron los 1.069 millones de euros, lo que supone un incremento del 19% en comparación con la cifra de septiembre 2018, que fue de 896 millones de euros, aunque no alcanza los 1.100 millones que tuvo justo antes de la primera reestructuración, cuando el grupo facturó 1.100 millones. 

La mejora experimentada en lo que va de ejercicio de 2019 también se deja notar en el Ebitda (beneficios antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización), que alcanza los de 195 millones de euros, que representa un aumento del 44% en comparación con el mismo periodo de 2018. Desde la compañía con sede en Sevilla explicaron este lunes que el incremento en el Ebitada se debe "principalmente por la entrada en operación del proyecto A3T y la reducción de gastos generales". Es el mejor Ebitda del tercer trimestre de los últimos tres años, pues el de 2018 fue de 135 millones y de 121 millones en 2017.

Ciertamente, la eficiencia en el gasto es uno de los pilares que el equipo que preside Gonzazo Urquijo mantiene desde que se hizo cargo de la empresa. La información facilitada por Abengoa este lunes a los mercados y a la prensa enfatiza "el esfuerzo importante" que está haciendo la multinacional andaluza "para la reducción de gastos generales de forma socialmente responsable". Durante los nueve primeros meses del año, estos gastos se situaron en 49 millones de euros, lo que supone una reducción del 10% frente a los 54 millones en septiembre de 2018. 

Menos deuda

El resultado neto registró un beneficio de 2.171 millones de euros, una vez que la compañía ha podido registrar los nuevos instrumentos financieros a valor razonable derivados de la segunda reestructuración financiera. 

Para asegurar la viabilidad de Abengoa, su equipo está centrado en ir aminorando la fortísima deuda que aún acumula, a pesar de las quitas que aplicó en la primera reestructuración financiera. A 20 de septiembre de 2018, el endeudamiento financiero bruto se ha reducido un 39% en comparación con la misma fecha de 2018 y asciende a 3.447 millones de euros, en los que se incluyen 1.229 que corresponden a deuda de sociedades clasificadas como mantenidas para la venta, y 631 de financiación de proyectos. De los 1.587 millones de euros restantes de deuda financiera corporativa bruta, 741 están registrados a largo plazo y 846 a corto plazo, según detalló la compañía.

Pero también hay signos de que Abengoa no crece como debiera en todos los parámetros. En los nueve primeros meses de 2019, la empresa ha alcanzado una contratación de 795 millones de euros, frente a los 1.168 millones de euros que había firmado en el mismo periodo de 2018. Esto supone un retroceso del 31,93%.

La cifra de contratación de lo que va de ejercicio se ha logrado, destacó Abengoa, gracias a la adjudicación de nuevos proyectos en los Emiratos Árabes Unidos, Chile y España, entre otros países, entre los que se encuentra el proyecto de Taweelah, la planta de desalación de ósmosis inversa más grande del mundo con una capacidad de 909.000 metros cúbicos de agua de mar al día que garantizará el suministro de agua a la ciudad de Abu Dhabi durante todo el año.

Por segmentos, las ventas en la actividad de ingeniería y construcción alcanzaron los 833 millones de euros y un Ebitda de 48 millones de euros, frente a los 756 millones de euros y 56 millones de euros respectivamente del tercer trimestre de 2018, con lo que el beneficio de explotación cae.

Respecto a las infraestructuras de tipo concesional, las ventas alcanzaron los 236 millones de euros, arrojando un Ebitda de 147 millones de euros, comparado con 140 millones de euros y 79 millones de euros en el tercer trimestre de 2018, respectivamente. Este aumento de ventas y EBITDA se atribuye, principalmente, a la puesta en operación del proyecto A3T y una mejora en la producción de determinados proyectos concesionales.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios