Economía

El teletrabajo avanza en Andalucía pero está aún muy lejos de su máximo potencial

  • Casi 400.000 andaluces ejercieron esta modalidad entre abril y junio, según la EPA, el 13,3% de los ocupados, porcentaje que bajó al 7,4% en el tercer trimestre

  • Según el Banco de España, la región puede llegar al 27,5% de empleados a distancia, lo que supondría algo más de 700.000

  • La comunidad se sitúa por debajo de la media nacional, con Madrid y Cataluña muy en cabeza

Una persona teletrabajando Una persona teletrabajando

Una persona teletrabajando / Efe

El teletrabajo se disparó en España y Andalucía entre abril y junio de 2020 pero ni mucho menos llegó a ser generalizado, y menos aún en la comunidad autónoma. Es más, en el trimestre siguiente, entre julio y septiembre, esta modalidad volvió a sufrir un bajón y, aunque se mantuvo por encima del nivel de 2019, no se puede hablar de avance significativo.

Así consta en un anexo publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) dentro de la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre. En él, se refleja que en el segundo trimestre el 16,2% de los ocupados a nivel nacional y el 13,3% a nivel andaluz trabajaron más de la mitad de los días de la semana desde casa y un porcentaje más residual (3,3% en España y 2,9% en la región) lo hizo de forma ocasional. 

Evolución del teletrabajo en Andalucía Evolución del teletrabajo en Andalucía

Evolución del teletrabajo en Andalucía

Eso quiere decir que casi 400.000 personas en Andalucía (386.500) teletrabajaron asiduamente entre abril y junio, nada menos que un 157,8% más que en 2019 o lo que es lo mismo, 2,5 veces más o 236.600 personas más. Hay que tener en cuenta que INE compara el segundo trimestre de 2020, momento de explosión de esta modalidad de trabajo, con la media de años anteriores.

Más de 2,3 millones de personas acudieron a su puesto

Sin embargo, pese a este espectacular incremento aún hay 2.365.500 personas en Andalucía que fueron habitualmente a su lugar de trabajo en esos meses. De ellos habría un número de personas en ERTE que ronda las 300.000 (311.800), que resultan de la media de afectados en abril, mayo y junio según los datos de la Seguridad Social. Con esa premisa, el porcentaje de personas que teletrabajaban se eleva al 16,3%.

El número de personas que teletrabajaron en el segundo trimestre se redujo drástricamente en el tercero. Muchos volvieron al empleo presencial o pasaron a trabajar desde casa solo ocasionalmente. Así, los teletrabajadores pasaron a ser 221.100, 165.400 menos que en el segundo trimestre. Y el porcentaje de ellos respecto al total pasó a ser casi residual: el 7,4%. En Andalucía, el descenso fue del 42%, superior al 34% nacional.

Respecto a la media de 2019, el avance es de 2,6 puntos porcentuales (la media de teletrabajadores el año pasado era del 4,8%) y 71.200 empleados más que usan esta modalidad.  Hay avance, pero con respecto al potencial que puede tener la región es muy escaso.

El informe del Banco de España

Es cierto que el relativo escaso porcentaje de teletrabajo incluso durante la pandemia se puede deber a la propia estructura productiva andaluza, donde tienen mucha incidencia las ocupaciones necesariamente presenciales, como el trabajo agrícola, la hostelería, la construcción o los servicios sociales y sanitarios. 

Pero un informe del Banco de España del pasado mes de mayo estimaba que Andalucía tiene un potencial de teletrabajo mucho mayor del que afloró durante los meses del confinamiento. Según el estudio de la entidad supervisora a partir de datos de 2019, el 27,5% de los empleados andaluces podría teletrabajar, un porcentaje menor que el nacional (30,6%) pero muy superior al registrado entre abril y junio.

Con los parámetros del Banco de España, en Andalucía tendrían que haber teletrabajado entre abril y junio -aprovechando el máximo potencial de esta modalidad- 715.000 personas, casi el doble de las 386.500 que finalmente acabaron empleados en casa. Y eso sin contar a los trabajadores en ERTE, que aparecen como ocupados pero que al estar sin actividad no teletrabajan, lógicamente.

El teletrabajo en 2020 por regiones El teletrabajo en 2020 por regiones

El teletrabajo en 2020 por regiones

Con todo, pese a estar por detrás de la media española Andalucía no está en el furgón de cola del teletrabajo en España. Se sitúa más o menos en mitad de tabla. Si está por debajo de la media se debe a que hay dos comunidades muy por delante del resto: Madrid, con el 26,6% de personas teletrabajando en el segundo trimestre y 20,1% en el tercero (y con un potencial, según el Banco de España, del 35,9%), y en menor medida Cataluña, con el 18,5% en esta situación entre abril y junio y un 13% en los tres meses siguientes. Y un potencial, según el Banco de España, del 33,5%.

El perfil de los teletrabajadores

En cuanto al perfil de los teletrabajadores, se da en mayor medida entre los que están empleados por cuenta propia, aunque de nuevo en el caso de Andalucía el porcentaje es menor: 19,17% del total en el segundo trimestre frente al 26% (uno de cada cuatro) a nivel nacional. En cualquier caso, ese 19% andaluz, que se corresponde con 102.200 personas, es superior al porcentaje de teletrabajo general, que, recordemos, se sitúa en el 13,3%, seis puntos menos. En el tercer trimestre, la cifra de autónomos teletrabajando baja a 87.200 pero el porcentaje respecto al total se incrementa 20 puntos, hasta el 39,4%. El teletrabajador es, pues, sobre todo por cuenta propia.

También el teletrabajo es cosa de mujeres, colectivo tradicionalmente más vinculado a la conciliación con la vida familiar. Así, de las 386.500 personas en esta situación en Andalucía en el segundo trimestre, 199.500, el 51,6% son mujeres. Puede parecer que tampoco superan por tanto a los hombres, pero hay que tener en cuenta que, en general, el 57,8% de los que trabajan son del colectivo masculino. Así, el 11,1% de los ocupados teletrabajó durante el confinamiento, porcentaje que sube al 16,2% en el caso de las ocupadas. En el tercer trimestre, esta proporción cae drásticamente al 8,8% en el caso de ellas y al 6,4% en el de ellos.

A nivel nacional, el 21,3% de las mujeres de entre 35 y 44 años, una de cada cinco, teletrabajaron entre abril y junio, lo que permite deducir que siendo mujer, autónoma y de mediana edad hay muchas más papeletas para que la actividad laboral se ejercite desde casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios