Cofradías

¡Las palomas atacan la sede del Consejo!

  • El Ayuntamiento envío esta semana a sus especialistas para hacer frente a la invasión de aves que sufre parte del edificio. Vélez ha puesto la sede como un despacho de abogados pijos de Madrid y ahora nos librará de estas aves tan agresivas con la arquitectura

Los servicios del zoosanitario municipal en la sede del Consejo esta semana Los servicios del zoosanitario municipal en la sede del Consejo esta semana

Los servicios del zoosanitario municipal en la sede del Consejo esta semana / M. G. (Sevilla)

A finales de curso nos despedimos con la obra terminada de la sede del Consejo, que ha dejado el edificio que parece un despacho de abogados pijos de Madrid donde sólo faltarían las azafatas de tacones largos y rostros estirados. Por fortuna, el personal sigue siendo el de siempre. Ustedes saben: unos vienen y otros van, los empleados del Consejo siempre están. Pues sí, así nos fuimos a la playa, con la tranquilidad de una estética renovada fiel al minimalismo imperante. Hemos empezado el nuevo curso con un ataque de palomas en la sede de San Gregorio. Las palomas son muy bonitas, hay gente que les echa trocitos de pan, pero ya se sabe que son como diablos blancos con alas que hacen polvo la arquitectura. El Ayuntamiento informó de la intervención nada menos que del servicio municipal zoosanitario ante este ataque de palomas. Y allí estaban los especialistas en ahuyentar las palomas del Consejo, porque por el Consejo siempre hay muchas palomas revoloteando, ¿verdad? Hay hasta picudos rojos cuando llegan las fechas de las designaciones de pregoneros, cartelistas y otras pedreas. Palomas y palomos.

Palomos y palomas. Dicho sea en lenguaje inclusivo para que no se nos enoje doña Amparo Rubiales. Hay veces que el lenguaje inclusivo está más justificado que nunca. El presidente Vélez ha remozado la sede, la ha sacado del estilo rancio, ha tirado los muebles viejos de sala de espera de consulta del oculista de los Remedios de los años setenta, y ahora va a ahuyentar a las palomas. ¡Esto sí que es el gobierno del cambio!

Los excrementos de paloma no sólo son agresivos con el edificio por su contenido en ácidos, tal como estudió el arquitecto Mendoza en el Salvador hace ya muchos años, sino que cualquier cofrade sabe lo malamente que sienta un regalito de paloma en el traje multiusos gris marengo que es el único que tengo, como bien recuerda siempre maese Robles. Lo peor es cuando llega el enterado de turno –que en las cofradías hay superpoblación de enterados– y quiere quitarte la mancha con la uña. ¡Horror!

Se acabó el problema en el Consejo. No tenemos la transparencia deseada en las cuentas, donde nos han contado el cuento de la buena pipa, pero al menos nos libran de las palomitas, pitas, pitas, como nos han librado del Martes Santo al revés y de las avalanchas nocturnas. ¿Se puede pedir más en menos tiempo? Este Consejo camina hacia la segunda, tercera o cuarta modernización, como aquella Andalucía de Chaves con la que ya perdimos la cuenta.

Un Consejo sin palomas es una noticia feliz. Ahora es cuando de verdad el Consejo está saneado. El problema será cuando los del zoosanitario vayan a la Catedral y cierto lagarto se ponga a temblar. Lagartos y lagartas...

El acto de presentación de las ayudas en la casa de hermandad de Los Estudiantes El acto de presentación de las ayudas en la casa de hermandad de Los Estudiantes

El acto de presentación de las ayudas en la casa de hermandad de Los Estudiantes / M. G. (Sevilla)

Una hermandad muy universitaria

La Hermandad de los Estudiantes y Cáritas ofrecen 81 ayudas a alumnos con pocos recursos, una iniciativa loable que la cofradía universitaria promueve desde 2012 y que debe ser motivo de orgullo para los sevillanos de bien. La hermandad cumple así sus fines de caridad y, además, intensifica su compromiso con la institución académica. Se hace más universitaria si cabe. El programa de ayudas se presentó en la casa de hermandad, situada en el edificio del Rectorado, de donde los promotores de laicismo majadero quisieron echarla una vez. Siga la hermandad esta senda con paso firme.

¡Qué me dices!

Hay que preguntarle a Andrés Martín, hermano mayor de la Pastora de Santa Marina, por un incidente que se produjo a la entrada de la comitiva el pasado domingo. Dicen que si alguien empujó a una señora, que si eran conocidos, que si fue un suceso breve pero desagradable, que si altos cargos del Consejo fueron testigos de la escena, que si ya es hora de tomar cartas en el asunto... A ver si Andrés nos responde a la llamada de teléfono y nos puede precisar los hechos.

Feliz

Así debió estar ayer el arzobispo en la celebración de sus bodas de oro sacerdotales con toda solemnidad en la Catedral. No faltó el teniente general, don Juan Gómez, al que pronto tendremos que despedir del cargo con gran pesar. Ni tampoco las cofradías, con Vélez al frente. El alcalde está en el extranjero. Hubo purpurados de gran peso: Amigo y Rouco. Todo salió estupendamente. Cualquier problema que tuviera el arzobispo en Sevilla ha quedado definitivamente superado. Sus familiares pudieron ver cómo se le quiere en la diócesis que dirige desde hace más de diez años.

El pertiguero

Primer golpe. Originalísimo cartel el que ha pintado el muy cofrade Luis Rizo para el festival taurino del Baratillo y la Esperanza de Triana. Segundo golpe. El Gran Poder quiere organizar el festival del 12 de octubre de 2020 a beneficio de su bolsa de caridad. Sería magnífico y la fiesta nacional saldría nuevamente reforzada. Tercer golpe. Las localidades de sombra para el de este año ya están reservadas. Así que hay que darse prisa. Y ciriales arriba. Oído en el Arenal: “No te preocupes. O sale elegido él, o te autorizaré a contarlo todo. ¿Tú tienes fuego? Ah, que no fumas...”.

El Lagarto de la Catedral

"Pregúntale al cura de la Hermandad del Valle si gana para sustos en los últimos días. No, no me refiero a lo del mayordomo de la mano larga. Eso lo lleva la Justicia. Tú pregúntale qué hecho se ha producido por esos dominios que, de momento, no ha trascendido. Sí, sí..."

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios