Debate electoral en Canal Sur Espadas encuentra en Pimentel un aliado para su política de acuerdos

  • Beltrán Pérez reta al socialista a un cara a cara a cara y éste pide el cese de la campaña electoral permanente en Sevilla

  • Todos los alcaldables jugaron a la moderación 

Los cuatro candidatos a la Alcaldía de Sevilla posan con la moderadora del debate, Mara Morillo. Los cuatro candidatos a la Alcaldía de Sevilla posan con la moderadora del debate, Mara Morillo.

Los cuatro candidatos a la Alcaldía de Sevilla posan con la moderadora del debate, Mara Morillo. / Canal Sur TV

Comentarios 4

Todos jugaron a la moderación. El primer debate de los candidatos a la Alcaldía de Sevilla de la campaña de las elecciones municipales no deparó sorpresas dentro de un formato encorsetado. El candidato socialista, Juan Espadas, se presentó lanzando ya tres grandes acuerdos, después de que el popular Beltrán Pérez ofreciera un cambio para borrar la imagen de una ciudad que definió con más ratas, menos árboles, sin capacidad de generar empleo ni intención de pelear por el Metro. Susana Serrano, la cabeza de lista de Adelante Sevilla, se erigió en alternativa útil frente al “trifachito que amenaza con una involución y el estancamiento que representa el gobierno de Espadas”. Y Álvaro Pimentel, de Ciudadanos, invitó con sencillez a los sevillanos a sumarse a un proyecto de ciudad distinto “a la vieja política continuista del PSOE y el PP”.

El representante del partido naranja se mostró bastante verde. Le faltan tablas y propuestas más elaboradas. Mientras que Pérez y Espadas se alternaron pidiendo tranquilidad al contrario, en un tira y afloja de interrupciones y alusiones. Y Susana Serrano se mostró suelta, pero poco incisiva.

El primer bloque, sobre la financiación local, ya puso de manifiesto que hay acuerdos posibles entre el PSOE y Ciudadanos, que ya pactaron estas cuestiones en el anterior mandato. Y enzarzó a los candidatos del PP y el PSOE en una lucha dialéctica sobre quién ha saneado más o menos las arcas municipales. Susana Serrano reprochó a Espadas que pactara una bajada de impuestos con el PP para sacar adelante su presupuestos (“el de la ciudad, no el mío”, le espetó el socialista) y no se apoyara más en su partido, que firmó un acuerdo de investidura hace 4 años. Y Pimentel acabó alabando la política fiscal del gobierno socialista. “Hay que decir la verdad: hoy se pagan menos impuestos que hace cuatro años”, concluyó Espadas.

El segundo bloque del debate versó sobre la vivienda, pero Beltrán Pérez agotó su primer turno hablando de climatización en los colegios, debate popular y populista al que se sumó Adelante. Espadas defendió su plan municipal de viviendas y Serrano recordó que hay 11.000 personas en Sevilla esperando una vivienda. “Hay cuatro veces más viviendas turísticas que públicas”, aseguró la candidata de la coalición de izquierdas. Ciudadanos también apostó por revisar el PGOU, como apuesta el PP, para buscar suelo para viviendas públicas y que se abarate la construcción. Subió el tono del debate. “Aquí hay que ir de la mano, no podemos dedicarnos a tirarnos los trastos unos a otros”, sentenció Pimentel con sensatez y, a ratos, un punto de ingenuidad.

“Ojalá hubiera sido el mandato como lo que usted dice ahora en campaña porque compartimos muchos acuerdos con usted, señor Espadas”, admitió Serrano tras las alusiones a la necesidad de instalar más ascensores en barrios.

Sobre el empleo, Beltrán Pérez reprochó a Espadas que habiéndole “tocado un ayuntamiento saneado y una época de bonanza, nos haya adelantado Málaga”. Espadas pidió al popular que se compare con el mismo, que ya estuvo en el gobierno. “Tenemos más proyectos en marcha que ninguna otra capital andaluza”, aseguró Espadas, pidiendo un debate en positivo. De nuevo un combate a dos que afearon tanto Adelante Sevilla como Ciudadanos. ¿Propuestas? Meros enunciados que Pérez valoró, a su favor, al peso.

En el tercer bloque, el de participación ciudadana, Espadas reprochó al PP que hayan votado en contra del Plan Estratégico, un documento de consenso. El PP argumentó que cuenta con un consejo de expertos. Y Adelante Sevilla recordó que su programa tiene mil medidas aportadas por ciudadanos para meter una cuña sobre dos temas no previstos: el feminismo y el cambio climático.

Llegados a este punto, Beltrán Pérez acabó retando a Espadas a un debate a dos. “Esto es cosa de dos, con el debido respeto al resto de partidos”. El socialista volvió a lanzar la piedra de sus tres acuerdos: sobre infraestructuras, transformación social y modernización del Ayuntamiento. Susana Serrano advirtió que llegarán a acuerdos con quienes apuesten por el avance de la ciudad. Y Pimentel se despidió, de corazón, diciendo que, aunque es un recién llegado en política, viene a facilitar la vida de los sevillanos.

Espadas hizo un llamamiento para que todos dejen de estar en permanente campaña electoral. Todavía quedan 11 días y más de un debate.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios