Marina Navarro | Presidenta de European Student Think Tank “Europa está en nuestro día a día, no sólo en las oficinas de Bruselas”

Marina Navarro. Marina Navarro.

Marina Navarro.

Marina Navarro (Sevilla, 1997) representa a una juventud inquieta que no sólo quiere cambiar el mundo, sino que ya pone su grano de arena. Estudiante de colegio público, hizo el doble bachillerato francés-español y se graduó en Economía en la Universidad de Sevilla en 2019, con un año de estudios con el programa Erasmus en Bélgica, donde pudo adquirir un mayor conocimiento en asignaturas sobre la UE. En Toulouse ha cursado un máster en Políticas Públicas y Desarrollo y ha realizado otros cursos complementarios sobre temas internacionales. También ha ganado experiencia laboral como profesora asistente en Economía de la Unión Europea para una empresa en Sevilla y en la Unmiversidad de Toulouse, involucrándose en proyectos de investigación. Ahora hace prácticas en la agencia alemana de cooperación al desarrollo en Bonn. Tiene cuatro idiomas y entusiasmo por el deporte, los libros y el debate. Y aún le queda tiempo para cocinar nuevas recetas.

–¿En qué piensan los jóvenes de veintitantos años?

–En nuestro futuro, a nivel personal y de sociedad. Pensamos en actuar para dar soluciones a los problemas, no quedarnos de brazos cruzados. Cada vez somos una juventud más activa.

–¿Qué es lo que nadie dice de ustedes?

–Creo que el compromiso y motivación de la juventud no es apreciado. Muchísimos  están involucrados en diferentes proyectos dentro de su entorno, sin embargo, esto no suele tener visibilidad.

–Se habla de la generación z, los postmillennial, con habilidades creativas y tecnológicas. ¿Es una ventaja?

–Sin lugar a dudas. No nos asusta enfrentarnos a un ambiente de trabajo descentralizado. Nos sentimos cómodos con las conexiones virtuales y sabemos movernos por las redes. Pero que tengamos la capacidad no significa siempre tenerlo más fácil. Aún existe mucha desigualdad en el acceso a las oportunidades.

–Erasmus, másters, becas... ¿cuál ha sido su motivación para salir fuera?

–Mi mayor motivación ha sido ganar experiencia, aprender y beneficiarme del intercambio de culturas. Creo que otra parte muy importante que me ha motivado a salir fuera es encontrar las ideas o proyectos que me gustaban para adaptarlas a mi entorno en España.

–¿Están fuera las oportunidades para su generación?

–No necesariamente. En España hay muchas oportunidades, pero también queda mucho por mejorar. Se trata también de que tanto empresas como instituciones no se aprovechen de lo jóvenes por el contexto social y económico de nuestro país.

–A veces vivir fuera se hace necesario para abrir la mente y comprobar que Europa no está tan lejos...

–Siempre he visto los temas europeos con mucho interés, pero vivir fuera me ha hecho darme cuenta que Europa está en nuestro día a día, no son las oficinas de Bruselas como muchos piensan. Cuando te has integrado en varios países te das cuenta de que el proyecto europeo funciona, desde el euro, la tarjeta sanitaria, la homologación de asignaturas, el roaming, infinidad de elementos que no tienes cuando viajas a otros continentes. Creo que el proyecto de la UE tiene muchas más ventajas que inconvenientes, pero a pesar de eso hay que ser crítico y trabajar para mejorarlo.

–¿Cuál es el concepto que tenéis de Europa?

–Sabemos que hay aspectos que pueden mejorar, pero lo vemos como un proyecto que nos permite tener un contexto de paz, integración y estabilidad que nos garantiza un futuro de calidad. Sin duda, creo que la generación de los jóvenes estudiantes que hablan uno o dos idiomas además de su lengua entiende que Europa es una prolongación de su Estado. La juventud es una ventaja para no dejarte llevar por la rencillas de la historia.

–¿Cuál es la Europa en la que cree?

–Creo en una Europa integrada e inclusiva, que no mira las diferencias entre países, en una Unión Europea que será capaz de luchar por la protección de nuestros derechos, fomentar la transición verde y reducir las desigualdades que todavía persisten.

–¿Europa necesita a los jóvenes?

–Por una parte, diría que ¡desde luego! Aportamos ideas, motivación y fuerza para buscar soluciones a los problemas actuales.  Una Europa económicamente fuerte necesita muchos jóvenes, de todo tipo. Lo vimos en la crisis de los refugiado sirios, la mayoría de las personas que pedían asilo era jóvenes y resultó conmovedor el gesto de Alemania de aceptar a miles de refugiados que se han integrado en su país. Ya sé que nosotros somos jóvenes, pero esto se pasa con el tiempo, y el proyecto europeo seguirá ahí. En un mundo globalizado trabajar de manera aislada es un error.

–La plataforma que preside, ¿en qué medida permite que os impliquéis?

–European Student Think Tank permite, por una parte, que los jóvenes se involucren en la producción de informes de políticas analizando los temas que le preocupan. Estos informes llegan a instituciones como la Organización Internacional del Trabajo, con la que uno de los grupos de investigación tiene acuerdos para producir estas investigaciones. Por otra parte, facilita el intercambio de ideas con expertos y políticos en diferentes países y temas. Esto permite la visibilidad de las ideas de la juventud. Además, permite la participación en eventos organizados por las instituciones. En muchas ocasiones, la Comisión Europea invita a partes interesadas de la sociedad civil a participar en diálogos.

–¿En qué se distinguen los jóvenes españoles de otros europeos?

–No hay tantas diferencias, al final compartimos valores y preocupaciones. Los jóvenes españoles tenemos una buena formación, sólo echamos en falta más oportunidades laborales.

–¿A qué aspira?

–Si pienso en mis aspiraciones personales, diría que aportar mi granito de arena en mejorar nuestro entorno…vivimos en un planeta que no cuidamos, creamos sociedades que fomentan la desigualdad y desdeñamos el trabajo en común para cambiar las cosas. Creo que, si todos empezamos por pequeños gestos, podemos conseguir un gran impacto. Como representante de la plataforma, mi aspiración es contribuir a que la voz de los jóvenes sea escuchada y seguir construyendo una UE que nos represente.

–¿Se ve haciendo carrera política?

–Todos en la plataforma ponemos el mismo esfuerzo, al igual que muchas otras asociaciones en España y a nivel internacional. Cada una tiene un representante, pero la responsabilidad de los resultados está en el trabajo común que se realiza. Además, nos definimos como una asociación apolítica. La política es una profesión muy respetable y desafiante, con independencia de la ideología de cada partido, pero el político necesita buenos gestores que sean capaces de desarrollar los programas electorales. Al final, siempre de lo que se trata es de analizar la realidad, afrontar un problema y resolverlo con las mejores herramientas. Me veo más en ese papel, puede que cerca de la política, quién sabe, pero no en primera línea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios