Negociaciones

Podemos se arroga el poder de derogar la reforma laboral dentro del Gobierno

  • La formación de Pablo Iglesias traslada al PSOE que sólo su inclusión en una coalición propiciaría el fin de la precariedad y la eliminación del factor de sostebilidad en las pensiones

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y Miquel Iceta, ayer en el Consejo Nacional del PSOE celebrado en Barcelona. La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y Miquel Iceta, ayer en el Consejo Nacional del PSOE celebrado en Barcelona.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y Miquel Iceta, ayer en el Consejo Nacional del PSOE celebrado en Barcelona. / marta pérez / efe

Unidas Podemos se mostró convencida de que sólo si entra en un gobierno de coalición con el PSOE se podrá derogar la reforma laboral para modificar la prevalencia de los convenios y frenar la temporalidad de los contratos, al tiempo que garantizó que habría otra reforma de las pensiones.

Derogar las reformas laborales y de las pensiones que aprobó el PP "sería el mínimo", insistieron en los últimos días varios diputados de Unidas Podemos, que reiteran que atajar la precariedad y asegurar una subida de las pensiones y una revalorización conforme al IPC son temas "centrales" en la agenda de un futuro gobierno de coalición.

Pedro Sánchez tiene previsto reunirse el martes con el líder de la formación morada

El propio secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha dicho recientemente que si su formación entra en un gobierno de coalición no habrá pensiones contributivas por debajo de los 1.000 euros y las no contributivas superarán los 600 euros. Aunque la formación morada no ha puesto líneas rojas a un programa de medidas económicas, recalca que hay varios ejes que deberían acometerse en la próxima legislatura.

El primero es derogar la reforma laboral para que los convenios sectoriales prevalezcan sobre los de empresa y para restablecer la ultraactividad y que los convenios tengan vigencia ilimitada cuando lleguen a su fin y no decaigan, así como subir de modo progresivo el salario mínimo hasta los 1.200 euros.

También aboga por eliminar el factor de sostenibilidad de las pensiones ligado a la esperanza de vida y que actualmente está en suspenso hasta 2023, al tiempo que recuerda que el plazo de seis meses que establecía el Real Decreto sobre las pensiones para crear un mecanismo de revalorización anual ya se ha cumplido.

Y es que este Real Decreto establecía la actualización de la pensión según el IPC sólo para 2018 y 2019, dejando en el aire cómo establecer la revalorización los siguientes años.

Otros ejes económicos de Podemos se refieren a modificar la política industrial en materia de transición energética para poder intervenir en el mercado eléctrico y bajar la factura de la luz, a limitar y regular los precios de los alquileres y a subir los impuestos a las grandes rentas.

En el tema fiscal habría bastante coincidiencia ya que ambos partidos contemplaban en campaña electoral elevar el IRPF hasta el 47% o el 49% a las rentas altas -entre 100.000 euros y 300.000 euros anuales- e implantar un tipo mínimo de Sociedades del 15% para grandes empresas y del 18% o 20% para la banca y petroleras.

Pablo Iglesias irá con estas propuestas a la reunión del martes con el presidente en funciones, Pedro Sánchez, y espera obtener una respuesta concreta, ya que la formación morada quiere negociar un programa cuanto antes a la vez que los equipos de gobierno que lo harían posible.

"Lo que necesita España es un gobierno conjunto del PSOE y Unidas Podemos. Un gobierno en solitario no suma más que las tres derechas y dependerá de esas derechas para el conjunto de la Legislatura. Sin embargo un Gobierno de PSOE y Unidas Podemos suma más y puede desarrollar una agenda progresista", advertía la número dos del partido, Irene Montero.

Unidas Podemos lleva semanas recabando apoyos de sindicatos (UGT, CCOO, CGT, USO, ELA) y organizaciones de pensionistas o de técnicos de Hacienda para demostrar a Sánchez que hay una mayoría que ve prioritario derogar la reforma laboral del PP. En las próximas semanas se reunirán con asociaciones de autónomos, con representantes de Cepyme, con organizaciones vinculadas a la vivienda, al sector industrial o a la banca. Fuentes de Podemos lamentan que, sin embargo, la CEOE todavía no haya respondido a su petición de encuentro en el marco de esta ronda de entrevistas con la sociedad civil.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios