España

Sánchez retoma su agenda social y guarda silencio sobre sus negociaciones

  • El presidente en funciones prosigue sus reuniones con la sociedad civil mientras corre la cuenta atrás electoral sin novedad

Pedro Sánchez y el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades en funciones, Pedro Duque, ayer. Pedro Sánchez y el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades en funciones, Pedro Duque, ayer.

Pedro Sánchez y el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades en funciones, Pedro Duque, ayer. / Luca Piergiovanni / Efe

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, retomó ayer los contactos con representantes de la sociedad civil que inició tras su investidura fallida de julio.

A pesar de que los medios de comunicación le esperaron al inicio y a la salida de su reunión con asociaciones de Memoria Histórica, Sánchez guardó silencio sobre la formación de Gobierno.

Delgado sitúa en la semana próxima la reanudación de contactos con Podemos

Por más de dos horas y media se prolongó el encuentro que el líder socialista mantuvo con asociaciones de Memoria Histórica de varias comunidades autónomas (Andalucía, Comunidad Valenciana, Extremadura, Cataluña, Galicia, País Vasco, Aragón y Navarra) y con representantes de la Federación de Foros por la Memoria, Amical de Mauthasen, Asociación de expresos políticos españoles y la Asociación de Descendientes del Exilio Republicano Español.

Sánchez estuvo acompañado de la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, y el director general de Memoria Histórica, Fernando Martínez.

Antes del inicio de la reunión, Delgado atendió a los medios de comunicación.

La ministra situó en primeros de septiembre los contactos que espera que el PSOE tenga con Unidas Podemos, a quien sigue considerando "socio prioritario".

A los morados, explicó la ministra, Sánchez les quiere presentar un programa de gobierno que el líder socialista está ultimando con aportaciones de los colectivos sociales a los que está viendo. Pero el Ejecutivo ya no ve posible negociar con ellos un gobierno de coalición, opción que decayó con la investidura fallida de julio.

A diferencia de la ministra, Sánchez guardó silencio y se limitó a dar los buenos días a la prensa que aguardó su llegada y salida del encuentro. La semana pasada, en la visita que el presidente hizo a Gran Canaria para conocer de primera mano los datos provocados por un incendio, también evitó hablar con los medios de comunicación sobre sus planes para intentar una nueva investidura.

Sánchez se reunió por la tarde con representantes del mundo de la ciencia en el mismo lugar donde se ha reunió con los colectivos de Memoria Histórica, el espacio Próxima Estación.

Hoy prevé encontrarse con asociaciones del colectivo LGTBI y con la Coordinadora de ONGs para el Desarrollo.

Hasta la semana próxima no se retomarían los contactos con los partidos políticos.

El próximo 23 de septiembre finaliza el plazo de dos meses que fija la Constitución para que pueda prosperar una investidura después de la primera fallida.

Si para entonces el líder socialista Sánchez no hubiera logrado ser investido, se convocarán de nuevo elecciones para el 10 de noviembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios