España

Villalobos no se disculpa y reprende a Bono por el término "tontitos"

  • Cruce de reproches entre la diputada y Pajín por el último caso de violencia de género

Comentarios 10

La secretaria cuarta de la Mesa del Congreso y diputada malagueña, Celia Villalobos, acusó ayer al presidente de la Cámara Baja, José Bono, de "tergiversar y manipular" su mención a los discapacitados con el término "tontitos". En una conversación con este periódico, la ex alcaldesa de Málaga aseguró que durante la reunión del órgano de gobierno planteó la necesidad de que se dejara de considerar a las personas con discapacidad como "tontitos, como se hacía en los años 40".

Uno de los puntos del orden del día consistía en analizar los trámites para la contratación por parte del Congreso de personal discapacitado en los términos que establecía la ley. En ese contexto, según aseguraron a la agencia Efe fuentes del órgano de gobierno de la Cámara, la ex ministra de Sanidad propuso una "reflexión" sobre la necesidad de revisar el turno de discapacitados para el acceso a la función pública -uno de ellos logró el segundo puesto en el turno normal- "porque si no, va a haber un turno para los listos y otro para los tontitos". No obstante, la diputada popular puntualizó ayer que lo que pretendía era que no se considerara a las personas con discapacidad como "tontitos". Por ello, ni se disculpó ni admitió que hubiera cometido un desliz: "Mi objetivo era el contrario. Nos tenemos que adecuar al siglo XXI y yo lo que defendía era que se plantease una reforma para que los discapacitados tuvieran más oportunidades". Así lo expuso en una carta que reenvió a todas las personas que anteriormente le habían enviado misivas censurando su comentario.

Villalobos, que se mostró muy "dolida" por la oleada de reacciones que se desencadenó ayer en todo el país, reprendió a Bono: "Él ni siquiera estaba presente en ese momento y lo que ha hecho es malinterpretarme. Nadie de CiU o del PNV me dijo nada porque entendieron lo que quería decir", dijo Villalobos, que fue más allá: "Me pueden acusar de maruja, pero nunca de falta de sensibilidad social porque he dedicado toda mi vida a esa lucha".

En cuanto a la conversación que mantuvo con varios diputados del PP en la que se refirió a Bono como "lo más fascita" que había visto en su vida, la ex alcaldesa de Málaga rehusó ahondar en la polémica: "No voy a decir nada más", zanjó la secretaria cuarta de la Mesa del Congreso, quien no obstante ayer avanzó que el próximo martes, cuando vuelva a reunirse la Mesa de la Cámara, le reprochará su comportamiento a Bono.

Por otra parte, Villalobos acusó ayer en el Pleno del Congreso a la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, de "romper sus propias reglas" en las que proponía que no se usara como arma arrojadiza la violencia de género, al responsabilizar al Ayuntamiento de Málaga, "porque gobierna el PP", de ese asesinato. La diputada cuestionó a Pajín sobre las recientes declaraciones del vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, de que "no es un buen año" en la lucha contra la violencia de género, durante la firma de un convenio entre su cartera ministerial y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Por su parte, Pajín respondió al PP que las administraciones deben resolver los problemas de los ciudadanos y no "tirarse las responsabilidades" unas a otras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios