Crisis sanitaria

Las autonomías aumentan sus restricciones ante el Covid en medio del pulso en Madrid

  • Illa rechaza la petición de Ayuso de que le levante el estado de alarma y Cataluña prepara medidas más drásticas

  • La medida de la incidencia nacional es de 263 positivos por cada 100.000 habitantes, con 11 autonomías por encima de 250

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, este martes en la Casa de Correos. El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, este martes en la Casa de Correos.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, este martes en la Casa de Correos. / Eduardo Parra (EP)

La epidemia de coronavirus mantiene en España la preocupante dinámica con la que hace 20 días entró en el otoño, pese a la sucesión de nuevas restricciones en medio del debate sobre el estado de alarma en Madrid, que Sanidad no levantará pese a la insistente petición de su presidenta, Isabel Díaz Ayuso.

Como era previsible, las acusaciones vuelan y los datos vuelven a ser el caballo de batalla que en esta segunda ola tiene el mismo agujero negro, el retraso de la notificaciones, que este martes se concretaron en 7.118 nuevos casos detectados camino de los 900.000 y 80 fallecidos.

Pese a que se observa algún elemento de estabilización, no hay duda de que "la transmisión comunitaria e incontrolada está presente en muchas ciudades y regiones" españolas, como ha subrayado este martes el Grupo de Biología Computacional de la Universidad Politécnica de Cataluña, que considera que la segunda ola se ha transformado en una "segunda explosión" en Europa con más de 80.000 nuevos casos diarios.

Con este incremento, todos los países europeos, con Alemania, Francia e Italia a la cabeza, redoblan las prohibiciones, mientras las zonas de riesgo se van encendiendo con un código de colores acordado como recomendación por el Consejo de la UE que tiñe España de un rojo intenso.

El rojo se aplica a las zonas con más de 50 contagios por 100.000 habitantes y un 4% de positividad en test o con 150 por cada 100.000 en los últimos 14 días. Según los datos de Sanidad, la incidencia en España se situaba este martes en 263, con 11 autonomías por encima de 250 (Navarra, 756; Madrid, 489; Aragón, 414, y Castilla y León, 403) y sólo dos, Comunidad Valenciana y Canarias, por debajo de los 100.

Navarra, que ha extremado sus restricciones este largo fin de semana, sigue justificando su alta incidencia por el gran número de pruebas PCR, a las que alude el ministro de Sanidad, Salvador Illa, para cuestionar los datos que esgrime Madrid: "Me preocupa el descenso en PCR, por ejemplo, un 40 % menos en las últimas semanas".

Pulso en Madrid 

Díaz Ayuso y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ponen el acento en su estrategia de confinamiento por zonas de salud para esgrimir que ya han bajado de los 500 casos por 100.000 habitantes en la capital y los ocho municipios de su conurbación y acusan al Gobierno de "secuestrar" a los ciudadanos y "arruinar" su economía".

Ayuso advierte de que "dinamitar el Estado de Derecho con la excusa del bien común es el camino recto a la anarquía y la vuelta de los regímenes autoritarios".

Illa le ha replicado que no va entrar en dialéctica y no va a hablar de "nada que no sean términos sanitarios". "Nos planteamos -ha agregado el ministro- el estado de alarma para un periodo de 15 días. Vamos a trabajar con Madrid para ver qué medidas tienen previstas para llegar en torno a los 100 casos de incidencia acumulada".

Más allá de esta dialéctica, marca política de la pandemia, las autonomías han vuelto a redoblar este jueves sus restricciones con nuevos confinamientos y prohibiciones para limitar más el contacto social.

Cataluña prepara medidas drásticas

Cataluña, que había conseguido aplanar en cierta medida la curva de contagios que se disparó a partir de las últimas semanas de julio, estudia medidas más drásticas tras constatar el incremento sostenido de casos con 1.280 nuevos contagios y 111 nuevos hospitalizados en las últimas 24 horas, que elevan a 984 los pacientes con coronavirus ingresados, 172 de ellos en la uci.

El dato que crea mayor incertidumbres es el de la velocidad de reproducción del Covid-19, que ha subido al 1,3, esto es, que cada enfermo contagia a más de una persona de media, al tiempo que el índice riesgo de rebrote se elevaba hasta los 338,4, 27 puntos más que ayer.

Los "malos comportamientos" de los universitarios, según los ha definido la consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, sitúan a Salamanca, según sus palabras, cerca de ser confinada, con una tasa de incidencia acumulada en los 454,8 casos por 100.000 habitantes, al igual que lo están León y Palencia.

A los estudiantes mira igualmente el alcalde de Santiago de Compostela, Xosé Sánchez Bugallo, como "principal fuente de preocupación de la situación que vive en la capital gallega, en el nivel 3 o de alerta roja con unos 240 casos por cada 100.000 habitantes. La Xunta, que ya confinó Ourense, estudia la situación.

En Aragón, las autoridades sanitarias han incorporado a Teruel, Cella y Épila (Zaragoza) a unas condiciones equiparables a la antigua fase 2 de la desescalada, dada la alta incidencia de casos de coronavirus detectados.

Se unen así a La Almunia y Huesca, mientras que Zaragoza permanece en una fase similar pero flexibilizada hasta el día 15 para prevenir las aglomeraciones y reuniones sociales en los días en los que debían haberse celebrado las Fiestas del Pilar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios