Elecciones

Así votó Andalucía en las últimas elecciones generales

  • El PSOE consiguió una victoria sólida en Andalucía y Ciudadanos también alcanzó una importante remontada frente a un PP que sufría un duro desgaste por la irrupción de Vox

Todo listo para la apertura de los colegios electorales. Todo listo para la apertura de los colegios electorales.

Todo listo para la apertura de los colegios electorales.

Un PSOE fuerte, demostrando el peso de la federación socialista andaluza a nivel nacional, un PP casi en caída libre castigando el giro a la derecha de Pablo Casado y un partido naranja que todavía resistía y mejoraba resultados muy alejado del batacazo que todos los sondeos pronostican para Cs en la jornada de este domingo 10 de noviembre. Así votó Andalucía el pasado 28 de abril, cuando los españoles estábamos llamados a las urnas a las elecciones generales tras el inaudito episodio de la repetición electoral de 2015 y 2016 y cuando era casi ciencia ficción pensar que, seis meses y una semana después, se estaríamos en una situación de bloqueo similar. Cuatro generales en cuatro años, un nuevo récord en la historia de la democracia española.

Andalucía es, junto a Cataluña, la comunidad autónoma que más peso tiene en unas elecciones generales. Hasta 61 diputados están en juego para completar un arco parlamentario cada vez más dividido: porque si el 28 de abril se ratificó el multipartidismo en España con la consolidación de Unidas Podemos y de Ciudadanos y la irrupción de Vox, en esta ocasión la novedad llega por la izquierda con el partido impulsado por Íñigo Errejón para imponer "pragmatismo" y "cultura de pactos" en el bloque progresista.

Precisamente, Andalucía es una de las comunidades donde Más País confía en arañar un puñado de diputados por la izquierda, en concreto, en las circunscripciones de Sevilla, Málaga, Cádiz y Granada. Las cuatro provincias donde presenta lista (encabezadas por ex de Podemos y con el rostro del hasta hace unos meses mano derecha de Pablo Iglesias).

El reparto de escaños el 28-A

Pedro Sánchez, con su esposa, en su comparecencia ante la militancia. Pedro Sánchez, con su esposa, en su comparecencia ante la militancia.

Pedro Sánchez, con su esposa, en su comparecencia ante la militancia. / Efe

La victoria del PSOE en Andalucía fue rotunda el 28 de abril: los socialistas doblaron en escaños tanto al PP como a Cs, al tiempo que se registró un aumento de la participación hasta el 73,31%, ligeramente inferior a la media nacional (75,75%) pero nueve puntos por encima de los anteriores comicios.

En la tarta final de resultados, el PSOE vencía en Andalucía con 24 escaños, 4 escaños más que en los comicios de 2016 y Ciudadanos (Cs) se reforzaba llegando a los 11 diputados (4 más que hacía tres años) y empatando con el PP, que se hundía hasta los 11 desde los 23.

Los 24 escaños que consiguió el PSOE revalidaron su liderazgo en todas las provincias y en cuatro de ellas se mejoraron incluso los resultados. Fue el caso de Granada, Jaén, Málaga y Sevilla. Mirando el histórico, el PSOE superó en abril los resultados de 2016, cuando obtuvo 20 como segundo partido, y de 2015, convocatoria en la que fue el partido más votado pero con un techo de 22 escaños.

El 28-A, el PP fue el partido que más se resintió por la fragmentación del voto y la consolidación de Vox a nivel nacional: el partido de Santiago Abascal llegaba aupado por los buenos resultados que lograron en las elecciones andaluzas del 2-D que culminaron con el desalojo del PSOE de San Telmo tras casi cuatro décadas de poder ininterrumpido y la puesta en marcha del primer gobierno tripartio (PP, Cs y Vox). Una fórmula que certificaba además la incorporación de Vox a las instituciones.

Pablo Casado, asumiendo los malos resultados del 28-A. Pablo Casado, asumiendo los malos resultados del 28-A.

Pablo Casado, asumiendo los malos resultados del 28-A. / Efe

El desgaste del PP fue especialmente acusado en algunas provincias al quedarse en cuarto lugar, fue el caso de Sevilla y Cádiz, donde fue superado no sólo por los socialistas sino también por Cs y UP. En Málaga quedó tercero, por detrás de Cs. En Almería, Córdoba, Granada, Huelva y Jaén mantuvo el segundo puesto pero sufriendo también una importante caída.

Hace seis meses, Ciudadanos fue el partido que se benefició de la irrupción de Vox ya que el trasvase de votos se produjo sobre todo entre PP y el partido de Abascal. Cs consiguió representación en todas la provincias, a diferencia de 2016 donde no lo consiguió en Huelva y Jaén.

Por contra, Vox no logró diputados en todas las provincias, ya que se quedó sin opciones en Jaén y en Huelva, aunque sí pudo atar sus primeros 6 diputados para el arco parlamentario nacional. 

En el caso de Unidas Podemos, donde ahora llegan con la incógnita de la división entre el partido de Pablo Iglesias y el de Íñigo Errejón, mantuvo ligeramente resultados pero, al igual que ya ocurriera en 2016, se quedó sin escaño en Almería. Bajó de 11 a 9 diputados, un retroceso que en esta convocatoria podría ser sensiblemente mayor por el impacto de la división de las candidaturas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios