Festival de Cine Iberoamericano Emociones en paralelo

  • Instituciones y colectivos de distintos ámbitos entregan 17 premios por la mañana. 'El Piedra' se lleva la Llave de la libertad y 'La noche de 12 años' destaca con cuatro galardones

Comentarios 0

La Sala A de la Casa Colón se quedó pequeña. Y no sólo en espacio, también en emociones. Porque la entrega de los premios paralelos (no incluidos en el palmarés oficial) que conceden diferentes instituciones y colectivos a las mejores películas y profesionales del Festival de Cine Iberoamericano congregó ayer, un año más, a un público muy numeroso.

La alegría del actor colombiano Manuel José Álvarez y del director Rafael Martínez Moreno fue doble. Por un lado, recogieron el Premio Llave de la libertad, que conceden los internos del Centro Penitenciario de Huelva, a la película El Piedra. Y por otro, el otorgado por el Centro de Transfusión Sanguínea de Huelva a la película más solidaria de esta edición.

Pero si hay una cinta que ha arrasado en estos premios paralelos (y también en los oficiales, con cuatro galardones) es La Noche de 12 años. Su director, Álvaro Brechner, y el actor Alfonso Tort no dieron abasto a la hora de recogerlos. La cinta se alzó con el reconocido Premio Manuel Barba al mejor guión de la Asociación de la Prensa de Huelva, así como con uno de los dos galardones que concede el IES Pablo Neruda, en este caso al mejor largo.

También ha sido merecedora del Premio Casa de Iberoamérica, otorgado por la Federación de Asociaciones Iberoamericanas de Huelva, y del Premio Escuela de Arte León Ortega a la Mejor Fotografía.

La película de la Sección Oficial a Concurso que mejor refleja la realidad iberoamericana es, según valoró Radio Exterior de España, El ombligo de Guie’dani, de Xavi Sala; mientras que Carmen y Lola, de Arantxa Echevarría, se llevó el Premio Camilo a la libertad que concede la Asociación Cultura con Orgullo entre las películas con temática LGTB programadas en el certamen.

Y es que estos premios también tienen nombre de mujer. Así, el galardón Wofest a la mejor realizadora fue a parar a Jimena Montemayor, por Restos de viento; el Cima a la Mejor Cineasta a Amanda Villavieja, por el sonido de Miriam miente, la cinta que ha ganado el Colón de Oro; y el Premio a la Mejor Obra Audiovisual con Perspectiva de Género de la Sección Talento Andaluz que concede la Asociación Andaluza de Mujeres de Medios Audiovisuales (Aamma) fue para La primera cita, de Jesús Ponce.

Además, el jurado cultural Condado de Huelva de la Sociedad Cultural Casino de Rociana entregó su Premio al Mejor Largometraje de la Sección Talento Andaluz a Todos los caminos, de Paola García Costa; así como el Premio al Mejor Cortometraje onubense para Sien, garganta y corazón, de Marta de los Reyes.Esta última propuesta, además, fue reconocida como el mejor título de la Sección de Cortometrajes Onubenses, un premio que cuenta con el patrocinio de la Fundación Atlantic Copper en base a la votación de los espectadores.

Pero no acaba aquí el extenso listado de galardones, en el que los cortometrajes tienen peso propio. Porque el Premio del Concurso de Cortometraje Talento Andaluz, organizado por la Fundación SGAE fue para Solo de trompeta, de Bernabé Bulnes, y el Premio a la mejor Contribución Autoral para El atraco, de Alfonso Díaz.

Del mismo modo, el IES Pablo Neruda concedió su Premio al Mejor Cortometraje a La noria, de Carlos Baena, que también se alzó con el Premio Escuela de Arte León Ortega de Huelva a la Mejor Fotografía.

Durante la entrega de estos premios paralelos, además, se entregó el galardón que reconoce a Pilar Lozano como ganadora del concurso del cartel anunciador de la Sección Talento Andaluz, organizado por la Universidad de Huelva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios