Pasarela

¿Quién es Brisa Fenoy?

  • Nacida en Algeciras, la autora del tema de moda'Lo malo' y ex concursante de 'OT', comenzó a trabajar como modelo, pero lo suyo realmente es la música

Una imagen de Brisa Fenoy. Una imagen de Brisa Fenoy.

Una imagen de Brisa Fenoy.

Comentarios 4

El nombre de la gaditana Brisa Fenoy (Algeciras, 1991) llevaba años sonando en la industria musical, pero la brisa se ha convertido en huracán al convertirse en autora del tema del momento, Lo malo. Una Brisa que es más bien ciclón y cuya carrera no se resume fácil ni rápidamente. Cantante, modelo, compositora, DJ, embajadora de Top Manta -la marca de ropa de los manteros de Barcelona- y productora musical, ha conseguido que la canción más feminista del verano luche contra el machismo apropiándose de un género eminentemente masculino: el reguetón.

Brisa Fenoy nació en Algeciras en 1991 y su manera de pensar, como la de casi cualquier andaluz, está muy, pero que muy influenciada por su entorno. Su padre es sindicalista. Su madre es Josefina Núñez, una escritora algecireña cuya obra ha versado sobre la tragedia y la realidad de los inmigrantes del Estrecho. Su hermano es fotoperiodista.

Comenzó a tocar de niña, con un profesor particular, y a los 12 años ya estaba en el conservatorio. A esa edad compuso su primera canción "poque un chico me dejó", revela. Realizó su primera maqueta a los 14 y cuando cumplió la mayoría de edad, grabó un disco, que en aquel momento pretendía fusionar un poco de rock, un poco de jazz, un poco de pop. Hasta la fecha, ha publicado cuatro temas originales: Jerico, Ella, Tres minutos y Flores de colores, y está aprovechando al máximo la oportunidad que Operación Triunfo le brindó, pues concursó en su última edición.

Brisa ha pasado de Lo malo a 'lo mejor' en un momento en el que las firmas se la rifan y en el que es prácticamente imposible asistir a un evento en el que no esté presente. Ha logrado el éxito siguiendo sus principios y negándose a utilizar su privilegiada silueta como reclamo. "Que cada uno haga lo que quiera y vista con lo que se sienta cómodo, pero yo prefiero enseñar más el contenido de mi música que el contenido de mis genes", explica con seguridad.

A los 18 años, un fotógrafo la descubrió por la calle y comenzó a trabajar como modelo, profesión que le ha servido para costearse su carrera musical. "La moda me ha enseñado a trabajar 16 horas al día y a viajar sola por medio mundo, aprendiendo de la vida. Me ha ayudado a ser quien soy y a ganar fuerza y conocimiento para conseguir mis objetivos", cuenta. Su renovado corte de pelo -ese que precisamente Irina Shayk se acaba de hacer- fue su forma de alejarse de la Brisa modelo de antaño para acercarse más a la Brisa artista que es en la actualidad.

Pese a su papel como modelo, hablar con Brisa de moda no es fácil. Lo suyo es la música, e intentar preguntarle acerca de sus accesorios preferidos ("No les doy mucha importancia. Prefiero llevar mochilas, porque son más cómodas y prácticas de llevar", dice tajantemente) o intentar entablar una conversación sobre sus marcas fetiche (Vetements, responde, a secas) no da mucho juego. ¿Ha vivido alguna actitud sexista en la moda? "Por ejemplo, el que nadie me hablara durante una jornada de trabajo en una sesión de fotos. Porque al ser modelo, a veces se creían que era un maniquí y que no tenían que hablarme. Esto es bastante común, sobre todo en países como China", asegura. Pese a todo, Fenoy ha tomado su experiencia en la moda y en la vida para dar forma a unas letras que hoy miles de personas cantan.

Esta algecireña nunca ha dejado que las presiones inherentes a la industria fashion la agobiaran. Sus estilismos sporty, su estética tomboy y su apuesta por la naturalidad más refrescante siempre le han traído problemas en una industria que busca la provocación y el artificio por encima de todas las cosas. "En las fiestas de modelo, cuando alguna vez tuve que ir por fuerza, siempre aparecía en deportivas y poco maquillada, y te aseguro que siempre me llamaban la atención". ¿Cuál era entonces su respuesta? "Que si no iba como yo quería, no iba más. He llegado a no ir a muchos sitios por eso", confiesa.

Define su estilo como "cómodo, elegante, masculino y femenino". Ni Kate Moss ni Gigi Hadid. Su icono de estilo es David Bowie, "por su valentía de ser quien era y mostrarse tal y como quería ser, por romper esquemas y construir nuevos, por ser un icono para la música y para la sociedad", declara. "La verdad es que sigo a muchas influencers de la vida real, porque esas son las que me gustan. ¡Modelos a seguir!". Para esta gaditana la moda es innovar y cuenta con un equipo de estilistas que entiende su estilo y lo respeta. "Tengo estilistas que me economizan el tiempo, pues me ayudan a recoger, traer y llevar looks. Ellos saben cuál es mi criterio y mi gusto", desvela. Se puede decir que Brisa Fenoy ha aprendido a no ver lo malo de la moda ni de la música y a ver lo bueno de sí misma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios