¿Qué quiere decir Letizia con su ropa? La Reina recupera el estilismo de su rifirrafe con la Reina Emérita

  • Justo un año después, Doña Letizia viste el mismo conjunto que llevó en la misa de Pascua del año pasado, escenario de la discusión que dio la vuelta al mundo.

Doña Letizia, a su llegada al acto del miércoles. Doña Letizia, a su llegada al acto del miércoles.

Doña Letizia, a su llegada al acto del miércoles. / Efe

La Reina ha rescatado uno de sus looks más polémicos, y no por su falta de elegancia, sino por la historia que se vivió en torno a él: es el que también llevó en la misa de Pascua de 2018 en el que se produjo el tan traído y llevado encontronazo con su suegra, la Reina Emérita Sofía. En el conocido rifirrafe real, Doña Letizia vestía blusa azul marino de lunares blancos de Carolina Herrera y pantalones culotte de Hugo Boss. El miércoles, para presidir el coloquio sobre Medios de comunicación y salud mental organizado por la Confederación de Salud Mental de España, eligió las mismas prendas, lo único que cambió fueron los complementos: el bolsa rosa chicle de Uterqüe lo sustituyó por otro a tono, y se cambió de pendientes.

Fotograma del desencuentro entre Reinas en la misa de Pascua del año pasado. Fotograma del desencuentro entre Reinas en la misa de Pascua del año pasado.

Fotograma del desencuentro entre Reinas en la misa de Pascua del año pasado.

Curiosamente, el mismo día se cumplió un año de aquel comentado desencuentro en la catedral de Palma de Mallorca que dio la vuelta al mundo. De ahí que los medios se planteen si la Reina ha decidido recuperarlo como muestra de que el episodio está completamente olvidado, en señal de arrepentimiento o, por el contrario, de que sigue en sus trece.

No es la primera vez que la Reina lanza mensajes subliminales a través de sus prendas o sus joyas. El año pasado, a fin de suavizar la llamada 'crisis de las Reinas', lució hasta tres conjuntos que pertenecieron a su suegra. El pasado febrero en su viaje a Marruecos rescató el traje de chaqueta y pantalón blanco de Armani de su pedida de mano. Para visitar la Casa Blanca llevó un vestido casi idéntico a otro de Melania Trump. Con lo que demuestra que la Reina es una experta en hablar sólo con su ropa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios