Pasarela

Salt Bae, de 'meme' a chef

  • Nusret Gökçe, un turco de 37 años, ha creado una exitosa cadena de restaurantes, templos de la carne, a partir de un vídeo colgado en YouTube

La famosa imagen que lo ha llevado a la fama, echando sal a la carne, que se ha convertido en un auténtico símbolo. La famosa imagen que lo ha llevado a la fama, echando sal a la carne, que se ha convertido en un auténtico símbolo.

La famosa imagen que lo ha llevado a la fama, echando sal a la carne, que se ha convertido en un auténtico símbolo. / youtube

Su imagen mientras sala la carne se transformó en un meme de culto en las redes sociales hace poco más de un año. Estrellas de fútbol de todo el mundo lo imitaron en sus fiestas. Leonardo Di Caprio, Roger Federer, entre muchos otros famosos, acudieron a sus restaurantes para una demostración. Rihanna caminó por la calle con una camiseta estampada con su logo, famoso ya mundialmente. Un graffiti en Melbourne, Australia, reproduce su imagen. Es Salt Bae, sobrenombre del chef turco Nusret Gökçe, cuya original forma de echar la sal a la carne le convirtió en un fenómeno viral. Ahora este turco de 37 años adicto al gimnasio y propietario de la exitosa cadena de restaurantes Nusr-Et Steakhouse, auténticos templos de la carne a 200 euros el cubierto, dirige un millonario imperio, pero sus inicios no fueron fáciles.

Salt Bae creció en la pobreza y su educación acabó de forma precoz a los cinco años porque su familia no tenía los medios económicos para solventarla. Por necesidad, a partir de los 14 años, comenzó a trabajar. El primer empleo marcaría a fuego su porvenir en la gastronomía. "Desde los 14, empecé trabajando más de 13 horas al día como asistente de cocina de un carnicero", ha contado en una entrevista en la cadena NBC.

Después de ahorrar durante años, a los 27 logró cumplir el sueño de su vida: abrir su primer resturante. Se trataba de un pequeño local en Estambul con solo ocho mesas y diez empleados. No se conformó con eso. Quiso capacitarse. Conocer los pormenores de la industria cárnica. Su destino no podía ser otro: Argentina.

"Sin mucho dinero, viajé a Argentina para ver cómo funcionaba la industria de la carne y después de eso, quise viajar a Estados Unidos, pero se me negó el visado cinco o seis veces. Así y todo, nunca me di por vencido", cuenta. A finales de 2009, finalmente, logró el visado correspondiente y estuvo en Estados Unidos durante tres meses.

Al igual que el chico de 14 años, aprendiz de cocinero, que trabajaba 13 horas diarias, hoy Gökçe mantiene su rutina. "Mi vida no cambió ahora. Sigo trabajando desde la mañana hasta la medianoche". Su fama no lo confunde. A pesar de su brillante carrera y sus extravagantes fotografías en las redes sociales (rodeado de toneladas de carne y portando una corona en una de ellas), este joven turco sigue currándoselo y mucho, a pesar de ser un auténtico fenómeno mediático. El mentado vídeo suyo echando sal a la carne superó las diez millones de reproducciones. Su cuenta de Instagram cuenta hoy con 3,6 millones de seguidores. Todos sus locales, desde Estambul hasta Dubai, tienen lista de espera. Salt Bae es en la actualidad una marca registrada a nivel mundial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios