Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Pasarela

Ana y Antonia: archienemigas reconciliadas

  • Obregón y Dell’Atte escenificaron una paz tensa, tras 30 años de enfrentamiento, en su último reencuentro televisivo.

  • El motivo se remonta a principios de los 90 y tiene nombre de hombre: Alessandro Lequio, actualmente separado de ambas.

La noche del miércoles Ana Obregón y Antonia Dell’Atte se reencontraron en MasterChef Celebrity 4 después de casi tres décadas de pública animadversión. ¿El motivo? el más viejo de la historia: un hombre, en este caso llamado Alessandro Lequio.

Antonia Dell'Atte con Lequio, cuando aún eran matrimonio. Antonia Dell'Atte con Lequio, cuando aún eran matrimonio.

Antonia Dell'Atte con Lequio, cuando aún eran matrimonio.

En 1991 Dell’Atte, musa del modisto Giorgio Armani, estaba casada con el aristócrata, entonces sólo ella era algo conocida (sólo de cara) en España, y se trasladaron a Madrid por los compromisos profesionales de él. A inicios de ese año a Ana Obregón se le atribuyó un romance con el ahora padre de su único hijo, Álex Lequio, mientras aun estaba casado con Antonia. Anita se apresuró a asegurar: "Yo no he roto nada que no estuviera roto ya". "No puedo tener celos de alguien inferior a mí en todo", replicó meses después Antonia. La guerra estaba servida.

Antonia Dell'Atte junto a su hijo Clemente, fruto de su unión con Alessandro Lequio. Antonia Dell'Atte junto a su hijo Clemente, fruto de su unión con Alessandro Lequio.

Antonia Dell'Atte junto a su hijo Clemente, fruto de su unión con Alessandro Lequio. / Europa Press

La separación de Antonia y Alessandro fue de todo menos pacífica y durante estos años los cuchillos han volado en forma de titulares de revista o declaraciones televisivas. El peor momento fue cuando Antonia acudió el 13 de octubre de 1993 a La máquina de la verdad, en la que se llegó a emitirse una grabación de una conversación telefónica entre la modelo y Lequio en la que él no dejaba muy bien parada a su entonces compañera sentimental. Las declaraciones de Ana fueron tan explosivas y el contenido del programa presentado por el recordado Julián Lago tan cuestionable que hasta el Ministerio de Educación y Ciencia emitió tres días después un comunicado señalando que el espacio vulneraba el derecho de protección de la infancia.

Ana Obregón y Lequio, cuando comenzaron su relación sentimental en los 90. Ana Obregón y Lequio, cuando comenzaron su relación sentimental en los 90.

Ana Obregón y Lequio, cuando comenzaron su relación sentimental en los 90. / Efe

Fueron muchos más los desencuentros durante estas décadas, pero en 2015 parecía que se había llegado a una paz definitiva cuando ambas mujeres coincidieron en el Salón Internacional del Caballo y escenificaron de manera pública su reconciliación. Posteriormente, cuando Álex Lequio enfermó, las declaraciones de su primera mujer dieron a entender que el pasado estaba olvidado y que entre los dos hermanos, Clemente, hijo de Antonia, y Álex, había una buena relación.

En 2010 habían aparecido también en un reportaje de Vanity Fair, aunque no compartían plano en ninguna fotografía. Cinco años má tarde llegaba el citado encuentro en el Sicab de Sevilla y en 2016 ya posaron juntas en ¡Hola! para sellar una paz que parece más formal que real: "Lo hemos hecho por nosotras y especialmente por nuestros hijos".

"¡Oh my God! Éste es un momento histórico!", clamó Boris Izaguirre la noche del miércoles en al talent culinario en el que concursa al ver el abrazo entre ambas mujeres, enemigas acérrimas y protagonistas de un culebrón mediático desde luego histórico en la prensa del corazón. "Quitando a Donald Trump y el de Corea del Norte, no hay dos personas más enfrentadas en el mundo. Por fin estoy viviendo la paz entre ellas", señaló un emocionado Boris.

Ana Y Alessandro, con su hijo Álex en Nueva York, durante el tratamiento de quimioterapia de éste. Ana Y Alessandro, con su hijo Álex en Nueva York, durante el tratamiento de quimioterapia de éste.

Ana Y Alessandro, con su hijo Álex en Nueva York, durante el tratamiento de quimioterapia de éste. / Instagram

Pese a las buenas palabras que ambas se intercambiaron, una vez se encendieron los fogones volvieron a saltar las chispas. Fue Antonia la que comenzó a criticar a Obregón diciendo que "Ana ha venido a MasterChef Celebrity pensando que esto es una pasarela y viene a lucirse. No sabe ni freír un huevo porque es una niña mimada", además de lanzar un nuevo dardo hablando con Vicky Martín Berrocal: "Ahora os jod... que yo la he tenido que sufrir durante 25 años". La última pulla que lanzó Dell’Atte llegó en el momento de la cata: "No habrás envenenado la comida, ¿no?" a lo que Obregón respondió con asombro: "¿Cómo voy a hacer eso?" Lo cierto es que la bióloga soportó estoicamente todas las indirectas bastante directas de la italiana. Una paz muy tensa, eso sí.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios