Pasarela

El árbol de Navidad más caro no está en NY ni París, sino en Andalucía

  • El Kempinski Hotel Bahía de Estepona acoge en su 'hall' de entrada un abeto valorado en casi 12 millones de euros.

  • Está decorado con piedras preciosas como diamantes y zafiros de Bulgari, Cartier, Chanel y Ven Cllef & Arpels.

Panorámica del árbol de Navidad más caro del planeta en un hotel de Estepona. Panorámica del árbol de Navidad más caro del planeta en un hotel de Estepona.

Panorámica del árbol de Navidad más caro del planeta en un hotel de Estepona.

Ni en el Rockefeller Center de Nueva York, ni en las Galerías Lafayette de París. El árbol de Navidad más lujoso, y caro, del mundo se encuentra en la localidad malagueña de Estepona.

El árbol de Navidad, valorado en 11,9 millones, en la entrada del hotel de Estepona. El árbol de Navidad, valorado en 11,9 millones, en la entrada del hotel de Estepona.

El árbol de Navidad, valorado en 11,9 millones, en la entrada del hotel de Estepona.

El impresionante árbol, de tres metros y medio de altura, preside la entrada del Kempinski Hotel Bahía de Estepona y brilla, más que por sus luces, por el destello de las lujosas piezas que incluye. Decorado con diamantes y piedras preciosas de Bulgari, Cartier, Chanel y Van Cleef & Arpels, tiene un valor de 11,9 millones de euros y puede visitarse hasta el próximo 6 de enero, aunque no se esté alojado en el hotel. Nada que ver con los adornos de los bazares o las bolas de plástico con las que decoramos el resto de los mortales nuestros modestos arbolitos, a la vista del estilazo que destila este de Estepona.

Detalle de las bolas. Detalle de las bolas.

Detalle de las bolas.

Entre rama y rama encontramos diamantes rosas, zafiros, diamantes rojos ovales, diamantes blancos y negros,  y una mezcla de piedras preciosas, pero también golosinas comestibles y adornos tradicionales que la diseñadora de alta costura Debbie Wingham ha ideado para crear el árbol de Navidad con más glamour del planeta. Wingham es famosa por trabajar con celebridades de la talla de Katy Perry o Justin Bieber.

Huevo de lemú. Huevo de lemú.

Huevo de lemú.

Inspirado en las verdes plumas de un pavo real y la era modernista del Art Déco, el abeto presenta además exclusivos vasos de Martini, plumas, frascos de perfume, adornos bellamente decorados, cuidadosamente tratados con una mezcla de materiales, desde polvo de diamantes y oro de 24 quilates, hasta huevos de emú y avestruz, e incluso pavos reales de chocolate impresos en 3D. Y para completar el imponente árbol, la diseñadora no se ha olvidado de los adornos de la tradición navideña como los clásicos copos de nieve, hadas y bolas, que comparte con el resto de árboles del montón.

Diamantes en una de las bolas navideñas. Diamantes en una de las bolas navideñas.

Diamantes en una de las bolas navideñas.

Este auténtico tesoro navideño se encuentra en el vestíbulo del hotel, pero cuenta con extraordinarias medidas de seguridad. Las piezas más valiosas sólo se exhiben en momentos puntuales y especiales y están custodiadas por agentes de seguridad. Entre estas citas especiales el Kempinski Hotel Bahía ha organizado para el próximo 28 de diciembre la Noche del Diamante y el Champán, un glamouroso evento donde los asistentes, previo pago de 100 euros por comensal, tendrán la oportunidad de llevarse a casa un diamante valorado en 2.500 euros. La exquisita cena, elaborada por el chef David Fernández, con la asistencia de Perrier Jouet, tendrá la peculiaridad de presentar una caja con varias llaves, sólo el portador de la llave correcta que consiga abrir la cerradura será el ganador de un deslumbrante diamante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios