Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Pasarela

Ana de Inglaterra: princesa en la sombra

  • La única hija de Isabel II se revela en la serie 'The Crown' como una mujer honesta y luchadora, pero también muy reservada.

La tercera temporada de The Crown presenta una Ana de Inglaterra desconocida para el gran público, pese a que la única hija de Isabel II es una auténtica princesa en la sombra. La serie de Netflix revela a una princesa Ana muy guerrera, a sus 20 años de edad, protagonizada por Erin Doherty (conocida por ¡Llama a la comadrona!). La Ana de Doherty no tiene miedo a pasearse por los alrededores del Palacio de Buckingham en botas de montar a caballo, regañar al príncipe Felipe (Tobias Menzies) y a su consejeros, espantar a la reina Isabel (Olivia Colman) con detalles de sus romances y los del príncipe Carlos (Josh O’Connor), y sobrellevar la carga de la reverencia monárquica y la importancia personal con una oportuna sonrisa.

La princesa Ana con su madre, la reina Isabel de Inglaterra. La princesa Ana con su madre, la reina Isabel de Inglaterra.

La princesa Ana con su madre, la reina Isabel de Inglaterra. / Daily Mail

La verdadera Ana, a sus 69 años, es más una revelación ácida e ingeniosa. Tomando por ejemplo un episodio que ocurrió en marzo de 1974: la recién casada se dirigía con su primer esposo, Mark Phillips, al Palacio de Buckingham, cuando su coche fue detenido por un criminal que intentó secuestrarla. El asaltante, Ian Ball, se acercó al coche accionando su arma, hiriendo al agente de seguridad de Ana y a otros en el forcejeo. Ball abrió la puerta del coche y guió a la princesa para que se apeara del vehículo. En vista de los disparos, el derramamiento de sangre y el caos a su alrededor, Ana respondió "No es muy probable". El príncipe Felipe, su padre, bromeó acerca de lo mal que lo habría pasado el asaltante si el intento de secuestro de su hija hubiese tenido éxito "si hubiese tenido idea de en qué se estaba metiendo", como recuerda el biógrafo de Ana, Brian Hoey. Después de preguntar por los heridos, incluida ella misma, la propia Ana bromeó sobre el incidente. "Mi primera reacción fue de enfado", explicó. "Estaba furiosa con este hombre que mantuvo un tira y afloja conmigo. Agarró mi vestido, uno azul –mi favorito– y que yo misma había hecho especialmente para mi luna de miel".

Ana, en su primera boda, en 1973, con Mark Pillips, del que se divorció en 1992. Ana, en su primera boda, en 1973, con Mark Pillips, del que se divorció en 1992.

Ana, en su primera boda, en 1973, con Mark Pillips, del que se divorció en 1992.

El miembro más distante de la familia real británica fue duramente criticada por los medios ingleses en su juventud por su apariencia y su franqueza; incluso la apodaron la 'princesa ceñuda' (por estar siempre con el ceño fruncido). Esto le hizo ponerse una especie de escudo frente a los demás. Su sinceridad es tan desbordante que algunas veces le ha jugado malas pasadas. Algunas de sus opiniones, además, han levantado ampollas,como cuando comentó que "estar embarazada son los nueve meses más aburridos del mundo, pero es una tarea de esposa".

La princesa con Mark Phillips y el primero de sus hijos, Peter. También tiene una hija, Zara. La princesa con Mark Phillips y el primero de sus hijos, Peter. También tiene una hija, Zara.

La princesa con Mark Phillips y el primero de sus hijos, Peter. También tiene una hija, Zara.

Mucho se ha comentado esta semana sobre que le negara el saludo a Donald Trump en la recepción con motivo de la cumbre de la OTAN en Londres y que su madre le regañó por ello, aunque algunos aseguran que sólo se trató de una conversación entre madre e hija sobre el protocolo a seguir. Lo cierto es que Ana pasara de Trump es una anécdota mucho más divertida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios