Actualidad

Declaran culpable al acusado de matar de una puñalada a un hombre en Los Pajaritos en 2017

  • El jurado no ha considerado probado que el apuñalamiento fuera fruto de un forcejeo.

Tribunal del juicio del apuñalamiento de José Ocaña en un piso de Los Pajaritos Tribunal del juicio del apuñalamiento de José Ocaña en un piso de Los Pajaritos

Tribunal del juicio del apuñalamiento de José Ocaña en un piso de Los Pajaritos / José Ángel García

Comentarios 1

Un jurado popular ha declarado culpable por unanimidad a O.M., de 35 años y de origen magrebí, de matar de una puñalada en el mes de agosto de 2017 a J.O., de 27 años de edad, en el barrio de Los Pajaritos de la ciudad de Sevilla, después del juicio celebrado la semana pasada en la Audiencia Provincial.

En el veredicto, hecho público pasadas las 20:30 de este lunes, el jurado considera probado que O.M., quien en el uso del derecho a la última palabra expresó que él "era el hombre equivocado en el momento equivocado", es culpable de haber causado de forma intencionada la muerte de J.O. por apuñalamiento.

Así, ha considerado probado que en la madrugada del 26 de agosto de 2017, cuando el acusado, en prisión provisional por estos hechos, y la víctima se encontraron en una plazoleta de la barriada de Los Pajaritos, "entablándose una discusión entre ambos en la que acabaron golpeándose mutuamente".

El acusado se marchó del lugar y se dirigió al domicilio donde vivía y que "también ocupaba" el finado, propietario del mismo. Posteriormente, el fallecido, también en el domicilio, se dirigió a la habitación del encausado, que "lo esperaba sentado en la cama" y que sacó un cuchillo de cocina que tenía entre las sábanas con el que asestó a la víctima "una fuerte puñalada" en la parte inferior del hombro izquierdo "con propósito de herirle el corazón".

Al notar la herida y comprobar que sangraba "abundantemente", el agredido bajó a la calle y pidió auxilio, de forma que fue trasladado por un vecino en su coche al Hospital Virgen del Rocío, donde "a los pocos minutos de llegar falleció" debido a un 'shock' hemorrágico agudo, "consecuencia de la herida que el investigado le causó en el pecho".

El jurado, que no ha considerado probado que el apuñalamiento fuera fruto de un forcejeo, ha considerado desfavorable por unanimidad la petición de indulto por parte de la defensa para el acusado.

El acusado, durante el interrogatorio, negó los hechos e, incluso, cambió la versión ofrecida en fase de instrucción, en la que decía que la víctima se podría haber clavado el cuchillo durante el forcejeo que mantuvieron, apuntando que algunas de las dos personas, que han declarado como testigos en el juicio, que se encontraban en el piso en el momento de los hechos podía haber apuñalado a J.O. porque "todo estaba muy oscuro en la habitación".

El médico forense explicó durante su comparecencia en la vista oral que la herida sufrida por la víctima presenta un acometimiento en sentido descendente, "con profundidad e intensidad importante", alcanzando el pulmón. Además, se apuntan dos causas de la muerte, el shock hemorrágico, con hemorragia externa, e insuficiencia respiratoria con pérdida de sangre.

Igualmente, el forense descartó "categóricamente" que la herida fuera consecuencia de un forcejeo y que pudiera ser tras "un pinchazo" y, a preguntas de la acusación particular calificó la puñalada de "violenta y de naturaleza homicida".

Atendiendo al veredicto del jurado, la Fiscalía de Sevilla mantiene su petición de 14 años de prisión para el acusado como presunto autor de un delito de homicidio, así como una indemnización de 500.000 euros a la pareja de la víctima y de 300.000 euros a la madre del fallecido. En este sentido, la acusación particular se ha adherido íntegramente a lo solicitado por el Ministerio Público, aunque sólo en su caso los 300.000 euros para la madre de la víctima.

Por su parte, la defensa de O.M., atendiendo a la decisión del jurado popular, con la que no está de acuerdo y se ha opuesto, por lo que recurrirá la sentencia que en su momento dicte la juez, solicitando por ello la pena mínima exigible para el delito de homicidio, que son diez años. Además, no se ha pronunciado sobre la petición de responsabilidad civil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios