Juicio de los ERE 445 vídeos grabados pero solo tres declaraciones transcritas

  • Los primeros siete meses de juicio ocupan unas 300 horas grabadas

  • En septiembre se retomará el juicio con un mes de comparecencia de los peritos

Ex altos cargos en el banquillo de los ERE Ex altos cargos en el banquillo de los ERE

Ex altos cargos en el banquillo de los ERE

El juicio por la pieza política del caso de los ERE ha concluido esta semana su primer semestre de celebración, tras 93 sesiones de mañana y tarde grabadas en nada menos que 445 vídeos que totalizan unas 300 horas de intervenciones.  

La audición de esos 445 vídeos -los letrados de la Administración de Justicia ya no levantan acta de lo declarado- consumirá un trabajo ingente pero el tribunal de los ERE ha tomado una decisión significativa: de los 22 imputados y casi 150 testigos que han comparecido, solo ha pedido que se transcriban a papel tres declaraciones.

Se trata de lo manifestado en tres comparecencias ante el juzgado de instrucción 6 por el ex director general de Trabajo de la Junta Francisco Javier Guerrero, la del ex consejero Antonio Fernández ante el tribunal (33 vídeos) y la de la ex asesora de Empleo María José Rofa (12 vídeos).

Abogados personados en la causa entienden que tal petición puede responder al valor que los jueces van a dar a esas declaraciones en su futura sentencia. Además, a la vista del interés mostrado por el tribunal en las  comparecencias de los últimos días, no descartan que vaya a solicitar la transcripción de lo declarado durante dos sesiones por el testigo José Luis Martín Moreno, letrado mayor desde hace 24 años del Consejo Consultivo de Andalucía.

El juicio, sin embargo, tiene todavía varios meses por delante cuando se retome en septiembre. Los jueces han acordado que los diez peritos de la acusación y defensa comparezcan de forma conjunta,  por lo que solamente esa prueba está prevista para un mes de duración, con las preguntas del fiscal durante una semana.

Fuentes del caso destacan el conflicto que pueden crear las transcripciones solicitadas. De forma tajante, el artículo 230.3 de la Ley del Poder Judicial  establece que "las actuaciones orales y vistas grabadas y documentadas en soporte digital no podrán transcribirse”.

La Fiscalía ha luchado contra esta situación y el entonces fiscal general, José Manuel Maza, emitió en 2017 una Instrucción recomendando a los fiscales recurrir ante las Audiencias Provinciales para que sean transcritas a papel las declaraciones de investigados, testigos y peritos durante la fase de instrucción.

Parece que se ha llegado a un punto de entendimiento en el que se acepta tal transcripción en fase de instrucción, pero no de juicio oral.

Existe otro problema: el tribunal de la Sección Primera de la Audiencia ha solicitado las transcripciones a una empresa privada, Ofilingua, que carece de “cualquier autoridad para dar fe pública judicial” y sus conocimientos de la terminología jurídica son muy inferiores a los de cualquier funcionario judicial, según comentan fuentes judiciales a este periódico. 

Ello llevará a la necesidad de que el Letrado de la Administración de Justicia se tendrá que volver a escuchar todas las cintas grabadas y cotejarlas con lo transcrito, a lo que puede negarse al estar prohibido por la ley.

Mientras tanto, la perspectiva de tener que volver a escuchar los 445 vídeos ha llevado a los jueces y abogados de los ERE a optar por diferentes alternativas: el presidente del tribunal, Juan Antonio Calle, toma notas a mano. El fiscal y algunos abogados las escriben en su ordenador y otros letrados tienen a su lado a un pasante que toma nota a ordenador de los aspectos que les interesan. 

Otro letrado se ha tomado la molestia de escuchar cada día los vídeos grabados y facilitar a sus compañeros un minutado con los aspectos más destacados.

La primera sesión del juicio de los ERE, dirigido contra 22 ex altos cargos de la Junta, comenzó el 13 de diciembre de 2017 y a finales de abril empezó la declaración de los 150 testigos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios