Narcotráfico Les piden trece años por el histórico alijo de una tonelada de cocaína entre plátanos

  • Los 1.097 kilos de cocaína, valorados en 43 millones de euros, fueron trasladados en barco desde Ecuador

  • Fueron detenidos cuando descargaban la droga en una nave de El Palmar de Troya

Las cajas de plátanos se amontonan junto a la Jefatura de Policía de Sevilla

Las cajas de plátanos se amontonan junto a la Jefatura de Policía de Sevilla

La Fiscalía de Sevilla ha pedido trece años y tres meses de cárcel para cuatro personas acusadas de la mayor incautación de cocaína en la historia de Sevilla: 1.097  kilos que estaban escondidos entre plátanos llegados al puerto de Algeciras procedentes de Guayaquil (Ecuador).

El escrito de acusación, al que tuvo acceso este periódico, afirma que los acusados formaban parte de un grupo criminal “dedicado a introducir grandes cantidades de cocaína simulando operaciones de comercio internacional con una empresa ecuatoriana”, que enviaba contenedores en barco con supuestos encargos de bananas.

El 6 de mayo de 2019, el buque Santa Regula partió del puerto de Guayaquil con destino a Algeciras. Llegó el 21 de mayo con tres contenedores en los que se declaraba un cargamento de bananas aunque uno de ellos transportaba en realidad 1.097 kilos de cocaína. Esta circunstancia “era conocida por José Luis M.C., administrador único de la empresa importadora”, según el fiscal.

La Policía permitió una entrega vigilada y siguió al camión conducido por el segundo acusado, German L.P., quien también “tenía pleno conocimiento” de que transportaba cocaína. De madrugada salió del recinto portuario de Algeciras y tomo la autovía en dirección a Sevilla hasta la salida de Las Cabezas de San Juan.

Tres coches hicieron “claras funciones de protección y escolta”  desde Algeciras

Durante todo el viaje, según la Fiscalía, un vehículo Seat Ibiza de color negro realizó labores de contravigilancia desde Algeciras hasta Las Cabezas, si bien su conductor no fue identificado. Esas labores fueron sustituidas por un Mini Cooper conducido por Jesús B.A. -que hasta hace unos días ha estado huido de la Justicia- y un Nissan Juke ocupado por los otros dos procesados, Mario G.L., y Pedro Pablo C.B.

Tras salir de la autovía,  Jesús se colocó delante del camión y lo guió hasta la nave de El Palmar de Troya donde se iba a descargar la mercancía, mientras el segundo vehículo se situó en la parte trasera del camión realizando “claras funciones de protección o escolta del mismo”.

Una vez en la finca, mientras se preparaban para descargar el alijo en una carpa de grandes dimensiones, los dos ocupantes del Nissan se quedaron a pie de la carretera “vigilando constantemente los vehículos que circulaban en uno u otro sentido”.

Finalmente, cuando Jesús B.A. abrió las puertas traseras del camión, la Policía Nacional accedió a la nave e incautó la cocaína que estaba distribuida en 17 paquetes rectangulares. La droga ha sido valorada en 43.080.752 euros y tenía una pureza de entre el 77 % y el 88 %, indica el fiscal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios