Empresas de telefonía La cúpula de Vodafone envía a su procurador a recoger una querella en Sevilla

  • Los directivos serán citados a declarar a finales de enero

El presidente de Vodafone, Francisco Román El presidente de Vodafone, Francisco Román

El presidente de Vodafone, Francisco Román

Comentarios 0

La cúpula de Vodafone en España, encabezada por su presidente Francisco Román, estaba citada este martes en  un juzgado de Sevilla para recoger la querella interpuesta por un empresario sevillano. Pero optó por enviar a su procurador y, en consecuencia, los directivos no acudirán ahora al juzgado sino que serán citados a finales de mes.

Los máximos directivos nacionales de Vodafone España están acusados por el empresario sevillano de presuntos delitos de apropiación indebida, denuncia falsa y falsificación de documentos.

El empresario denunciante había trabajado con un contrato de agencia para Vodafone durante 14 años, tenía siete puntos de venta en Sevilla con casi 70 trabajadores y una facturación anual de más de 9 millones de euros. Había conseguido ser “uno de los principales agentes de Vodafone a nivel nacional” y hasta meses antes la propia multinacional le había reconocido en varias ocasiones la “excelencia” de su empresa Adytel, según la querella a la que ha tenido acceso este periódico.

A finales de 2009, Adytel empezó a negociar su venta a otra empresa agente de Vodafone, bajo supervisión del operador de telefonía, pero rechazó los términos que le ofrecían y entonces Vodafone “resolvió sorpresivamente el contrato de agencia que habían tenido”.

El abogado querellante sostiene que cuando Vodafone se enteró de la demanda civil que la empresa sevillana había presentado en reclamación de 5,5 millones de euros, optó por presentar una denuncia penal falsa alegando irregularidades económicas. La Sección Séptima de la Audiencia absolvió al empresario sevillano y Vodafone no recurrió la sentencia. 

Ahora, el juez de instrucción 14 ha admitido a trámite la querella y a partir del 29 de enero citará a declarar a algunos o todos los querellados, según informan fuentes del caso a este periódico.

La denuncia por falso testimonio, falsedad documental y apropiación indebida señala como querellados a Francisco Román como presidente de Vodafone España, a Antonio Da Costa Coimbra como consejero delegado, a Miguel Orue como director general de Finanzas, a Elena Otero-Novas como directora del departamento Legal, y a los responsables de ventas Marcos Rodríguez y Diego Torrico. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios