Colapso judicial

Un abogado de Sevilla pide amparo al Constitucional por tener que esperar más de tres años para un juicio laboral

Sede del Tribunal Constitucional en Madrid.

Sede del Tribunal Constitucional en Madrid. / Efe

El abogado Daniel Sánchez Bernal ha hecho de la lucha contra la Justicia tardía una cuestión personal. Ahora ha presentado un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional al considerar que los señalamientos en los Juzgados de lo Social de Sevilla, con un margen de hasta tres años vista, vulneran el derecho a la tutela judicial efectiva. 

Detrás de esta tardanza en la celebración de las vistas hay personas en circunstancias complicadas. En concreto, el caso por el que el abogado sevillano ha solicitado el amparo del Constitucional es una demanda por tener que esperar más de tres años a que se celebre el juicio por una demanda laboral que presentó contra la Universidad de Sevilla por no contratarle una vez obtenido el título de doctor, tal y como se había convenido.

El pasado 24 de junio Sánchez Bernal presentó una demanda laboral ante el Juzgado de lo Social Número 11 de Sevilla donde reclamaba a la Hispalense una indemnización por daños y perjuicios para su cliente por "incumplimiento de la formalización del contrato postdoctoral".

El juzgado admitió la demanda y, en un decreto de 13 de julio, señaló que el acto de conciliación y el juicio quedaron fijados para el 7 de noviembre de 2024. Según el letrado, esta situación afecta a los justiciables, "y a los operadores jurídicos". En el caso concreto de Sevilla,"ya se están señalando juicios para 2026", lo cual califica como "una auténtica aberración". 

El Tribunal Constitucional "tiene ahora una patata caliente en sus manos. Epero que resuelva antes de los tres años fijados para el juicio, porque entonces no tendría sentido este paso. El Constitucional tiene un alto grado de inadmisión a trámite. En 2020 entraron casi 7.000 y se admitieron unas 200".

Sánchez Bernal consiguió que otro Juzgado de lo Social de Sevilla  adelantara al pasado noviembre un juicio fijado inicialmente para mayo de 2024 gracias a una "reorganización de agenda".

El abogado argumenta que el recurso de amparo debe admitirse a trámite debido a su "especial trascendencia constitucional" por estar en tales derechos, y reclama que se reconozca la vulneración de los mismos, se anule el señalamiento del 7 de noviembre de 2024 , se fije una fecha más cercana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios