Turno de oficio

La abogacía sevillana se concentra en apoyo del decano de Málaga imputado

Concentración de la abogacía sevillana durante el estado de alarma Concentración de la abogacía sevillana durante el estado de alarma

Concentración de la abogacía sevillana durante el estado de alarma

Los colectivos de abogados sevillanos que durante el confinamiento por coronavirus se movilizaron para pedir la reactivación judicial retoman el próximo lunes sus concentraciones con un acto de apoyo a Francisco Javier Lara, decano del Colegio de Abogados de Málaga que ese mismo día declarará como investigado por suspender los servicios de guardia en los días más convulsos de la pandemia.

La concentración, a las 12:30  horas en los juzgados del Prado, pretende manifestar su apoyo al decano del colegio de Málaga, que declara “por la injusta investigación penal abierta en su contra, por el hecho de defender la vida, seguridad y dignidad de los abogados del turno de oficio”, afirman en su convocatoria.

“Queremos agradecer su entrega y valentía en defensa de todos los abogados de España, ante el abandono del resto de instituciones. Reconocemos su labor y liderazgo, abanderando la lucha por una Justicia digna y por la dignidad de la labor de los abogados, pilar esencial de la Justicia”, añaden.

Esta convocatoria, que coincidirá con otra en Málaga a la misma hora, responde a la citación de que ha sido objeto el decano malagueño en el juzgado de instrucción 10. En marzo pasado, tras la declaración del estado de alarma, el colegio profesional suspendió  los servicios de guardia porque no se estaban cumpliendo las medidas de seguridad.

Los servicios "se restablecieron pronto, una vez que se comenzaron a prestar las asistencias por medios telemáticos o, cuando esta opción no era posible, al menos se aseguraba la utilización de mascarillas y guantes y se respetaba la distancia de seguridad requerida por las autoridades sanitarias", aseguró el decano cuando informó de su citación.

En abril, la junta de gobierno del colegio volvió a advertir de que, "si continuaban algunos incumplimientos que se habían detectado, se volvería a suspender el servicio"; aunque "se consiguió normalizar la situación después de dos meses de tensiones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios