Camas

En búsqueda y captura uno de los acusados de retener a dos jóvenes al no asistir al juicio

  • La vista oral ha quedado suspendida

Fachada de la Audiencia Provincial de Sevilla Fachada de la Audiencia Provincial de Sevilla

Fachada de la Audiencia Provincial de Sevilla / Juan Carlos Vázquez (Sevilla)

El juicio previsto para este martes por la Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla ha sido suspendido, según informa Europa Press. Se trataba de tres varones acusados de retener a dos jóvenes en el coche de uno de estos últimos en contra de su voluntad después de la celebración de un "cumpleaños" en Camas, golpearles, amenazarles y robarles diversos efectos como un generador de energía, unos altavoces o ropa, toda vez que el vehículo en cuestión fue finalmente descubierto "calcinado".

Según han informado fuentes del caso, la vista ha sido suspendida al no asistir uno de los acusados, Moíses R.H., quien de hecho afronta la mayor petición de condena, al reclamar para él la Fiscalía siete años y medio de cárcel. Ante su incomparecencia, el Ministerio Público y las acusaciones particulares han solicitado que se decrete una orden de búsqueda y captura respecto a dicho acusado.

En su escrito de acusación, recogido por Europa Press, la Fiscalía detalla que el 3 de diciembre de 2016, los acusados, identificados como W.N.R., José Antonio D.P., y Moíses R.H., con una persona más no identificada, merced a un "plan preconcebido y con ánimo de obtener un enriquecimiento indebido", se introdujeron en el coche modelo Fiat Bravo de Jesús L.T.P. cuando el mismo estaba estacionado en un paraje de Camas conocido como las Permas, en un momento en el que Jesús estaba en el asiento del copiloto y el amigo de este último Anushirvan O.R. estaba cargando en el maletero materiales de un cumpleaños que habían celebrado.

Los tres acusados y la cuarta persona no identificada, según la Fiscalía, sorprendieron así a Jesús L.T.P. y Anushirvan O.R., tomando Moíses R.H. los mandos del coche y conminando a los citados dos jóvenes a quedarse "quietos" dentro del vehículo. Con el coche ocupado por los presuntos autores de los hechos y los dos jóvenes, según la Fiscalía, Moíses R.H. emprendió la marcha y "tomó dirección a Carmona, circulando a gran velocidad, a cerca de 180 kilómetros por hora y desatendiendo las normas mínimas de circulación".

Durante el trayecto, según el Ministerio Público, los acusados "atemorizaron" a Jesús L.T.P. y Anushirvan O.R., "diciendo que del coche no bajaba nadie, golpeándoles aunque sin causarles lesión aparente y reclamándoles que les entregasen cuanto llevaban encima".

Ya en Carmona, según la Fiscalía, Anushirvan logró escapar aprovechando que el compinche no identificado de los acusados se apeó del vehículo, tras lo cual los tres encausados "emprendieron la huida a Sevilla" llevando con ellos en el coche a Jesús L.T.P., que entre "llantos" pedía que le dejaran libre. "Como nos denuncies, te vamos a reventar", habría amenazado José Antonio D.P. al joven, según la Fiscalía.

Quemaron el coche

Finalmente, Jesús L.T.P. habría logrado escapar de sus supuestos captores aprovechando una parada de los mimos frente a un bar de Sevilla capital, toda vez que después su coche fue descubierto calcinado "sin que pueda saberse quién de los tres participantes en los hechos ejecutó tal tarea". En cualquier caso, los acusados se habrían hecho con diversos efectos de los jóvenes, como un generador eléctrico, altavoces, la radio CD del coche, prendas de vestir, bebidas o dinero en efectivo.

Tras aquello, los jóvenes víctimas de los hechos "decidieron no denunciar" lo sucedido y Anushirvan O.R. "se marchó un año fuera de España", si bien ya en enero de 2018, Jesús L.T.P. y Anushirvan O.R. "coincidieron" con José Antonio D.P. y este les avisó de que "les mataría" en caso de resultar denunciado, según el relato de la Fiscalía.

Por todo ello, la Fiscalía reclama para cada uno de los tres acusados seis años de cárcel por dos delitos de robo con intimidación en concurso ideal y medial con dos delitos de detención ilegal; mientras que adicionalmente, reclama para Moisés R.H. un año y medio más de cárcel por un delito contra la seguridad vial y conducción temeraria y además una multa de 600 euros para José Antonio D.P. por un delito leve de amenazas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios