Incidente en un restaurante el día de Reyes

La denuncia contra Cabrera, en el juzgado que investigó el accidente del A400M

  • La juez de Instrucción número 13 tendrá que analizar los hechos que denuncia Vox

Juan Carlos Cabrera Juan Carlos Cabrera

Juan Carlos Cabrera / M. G. (Sevilla)

La titular del juzgado de Instrucción número 13 de Sevilla, María José Moreno, será la encargada de analizar la denuncia que ha presentado el presidente de Vox Sevilla contra el delegado de Gobernación y Fiestas Mayores de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, en relación con el incidente que tuvo lugar con motivo de una comida familiar en un restaurante de Los Remedios el pasado día de Reyes.

Fuentes judiciales han confirmado a este periódico que la denuncia que Vox presentó el pasado lunes ha correspondido por turno de reparto al juzgado de Instrucción número 13 de Sevilla, cuya titular, María José Moreno, investigó en su día el accidente del Airbus A400M, que se estrelló el 9 de mayo de 2015 tras despegar del aeropuerto de Sevilla, causando la muerte de cuatro tripulantes y heridas a otros dos.

Vox decidió presentar una denuncia contra el delegado de Gobernación, después de que el propio encargado del restaurante desmintiera que el concejal profiriera insultos o intentara de manera ilegal ocupar una mesa con diez comensales, algo que ese día sí estaba autorizado.

La denuncia presentada por Vox Sevilla, atribuye presuntamente al concejal socialista hasta cuatro delitos relacionados con el incidente en el restaurante Princi.Pico: coacciones, prevaricación, delito de odio y desorden público.

La formación política recordó que Cabrera es el máximo responsable de la Policía Local de Sevilla y a su juicio ha ejercido un “claro abuso de autoridad” debido a la “muy numerosa dotación de efectivos” de agentes personados en el lugar de los hechos, considerando el denunciante este despliegue “desmesurado y abusivo”.

Además, Vox entiende que como aseguró el encargado del local en diversos medios de comunicación y así ratificaron varios testigos, el teniente de alcalde profirió presuntamente “insultos racistas” al propietario del establecimiento, refiriéndose, supuestamente, al mencionado propietario como “sudaca de mierda” por ser éste de nacionalidad argentina, aunque estos insultos han sido desmentidos por el encargado del local, tras un encuentro que mantuvieron el pasado sábado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios