Telefonía

19 meses de cárcel por una estafa de 15.000 € con móviles

  • Falsificó los datos de un empresario para contratar líneas y quedarse con 34 móviles

Uso de móviles en la calle Uso de móviles en la calle

Uso de móviles en la calle / Alberto Domínguez

La Audiencia de Sevilla ha condenado a 19 meses de prisión a un hombre de 48 años que se hizo pasar por comercial de Vodafone y ofertó la portabilidad de once líneas de tres empresas constructoras. Utilizando los datos, sellos y membrete de las empresas, contrató luego en falso otras 34 líneas, con sus terminales asociados, de los que se apropió.

Según la sentencia facilitada a este periódico por el Gabinete de Prensa del TSJA, Francisco de Paula M.G. convenció a finales de 2014 al responsable de tres empresas de materiales de construcción para que hiciera la portabilidad de sus líneas de teléfono a la compañía Vodafone, de la que afirmaba que era comercial.

Para ello le ofertó descuentos y la recepción de terminales de alta gama, por lo que el afectado le facilitó sus datos personales y profesionales. Con ellos, el  16 de diciembre de 2014 el acusado contrató la portabilidad de once líneas de teléfono, así como la recepción de seis terminales de alta gama.

Posteriormente, entre el 27 de mayo y el 23 de diciembre de 2015, el acusado “a fin de obtener un beneficio patrimonial ilícito”, utilizó la documentación que le había facilitado el empresario y “haciéndose pasar por él en algunas ocasiones y utilizando el membrete, sello de las empresas e imitando su firma” contrató telefónicamente o de manera presencial un total de 34 líneas telefónicas con los correspondientes terminales asociados.

El pago debían hacerlo las empresas afectadas, aunque el acusado hizo constar su propio domicilio como lugar de entrega. Una vez recibidos los móviles, los vendía y se quedaba con el dinero de forma que ninguno de ellos fue recuperado, según recoge la sentencia.

A consecuencia de tales maniobras, Vodafone facturó a las tres empresas y le reclamó el pago total de 19.446 euros, de los que las compañías llegaron a abonar una parte.

La sentencia, que se dictó de conformidad con el acusado, le impone 19 meses de prisión por un delito continuado de estafa, el pago de 3.600 euros por las costas procesales de la acusación particular y el abono de una indemnización a Vodafone de 15.028 euros y a las compañías perjudicadas de 3.665 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios