Violencia machista

Los forenses reclaman guardias de 24 horas en los juzgados de Violencia sobre la Mujer

  • Los profesionales del Instituto de Medicina Legal de Sevilla consideran que la medida es "absolutamente necesaria" para la protección de las víctimas y de las garantías procesales.

El tanatorio de Servisa, donde está el IML de Sevilla. El tanatorio de Servisa, donde está el IML de Sevilla.

El tanatorio de Servisa, donde está el IML de Sevilla. / juan carlos vázquez

Los 27 médicos forenses del Instituto de Medicina Legal (IML) de Sevilla reclaman la creación de un servicio de guardias de 24 horas para atender con "inmediatez" las valoraciones que les demandan los cuatro juzgados de Violencia sobre la Mujer que hay actualmente en Sevilla.

En un escrito remitido a la Consejería de Justicia el pasado 20 de mayo, al que ha tenido acceso este periódico, los forenses reclaman la creación de este servicio de guardia con un objetivo "eminentemente operativo" que resumen en dar respuesta a la "inmediatez en la que se enmarcan las valoraciones que realizan ante los juzgados de guardia de Violencia sobre la Mujer de Sevilla". 

Según estos profesionales, esas valoraciones son "absolutamente necesarias para la protección de las víctimas y de las garantías procesales", por lo que a su juicio es necesaria la "implantación de un médico forense de guardia de 24 horas de presencia física continuada en la sede del IML" de Sevilla, desde la nueve horas del día de comienzo de la guardia hasta la misma hora del día siguiente, tiempo en el que se daría respuesta a las "periciales y actuaciones solicitadas en relación con asuntos ocasionados en la guardia de ese día".

En el escrito remitido al departamento que dirige el también vicepresidente de la Junta Juan Marín, los forenses recuerdan que en el instrumento de ratificación del convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra la mujer y la violencia doméstica, realizado en Estambul el 11 de mayo de 2011, se establece que todas las partes tomarán las "medidas legislativas u otras necesarias para proteger a todas las víctimas contra cualquier nuevo acto de violencia".

También recoge que se adoptarán las medidas legislativas conforme a su derecho interno para "velar por que existan mecanismos adecuados para poner en práctica una cooperación eficaz entre todas las agencias estatales pertinentes, incluidas las autoridades judiciales, los fiscales, las fuerzas y cuerpos de Seguridad, las autoridades locales y regionales, así como las organizaciones no gubernamentales y las demás organizaciones o entidades pertinentes para la protección y el apoyo a las víctimas y testigos de todas las formas de violencia incluidas en el ámbito de aplicación" del convenio.

Una lacra social

Los forenses recuerdan que la violencia de género es una "lacra social y constituye un obstáculo a la igualdad, la seguridad, la libertad y la dignidad de las personas, incluyendo diferentes tipos de violencia física, sexual, económica, y psicológica ejercida en razón de género desde el ámbito familiar y comunitario".

Durante el servicio de guardia del IML en relación con los juzgados de Violencia sobre la Mujer, los forenses precisan que deben elaborar las "periciales médicas" solicitadas por el juzgado de guardia de los partidos judiciales que componen la zona. En la zona I están municipios como Alcalá de Guadaíra, Sanlúcar la Mayor, Coria del Río, Dos Hermanas, Utrera, Lebrija y Carmona. Y en la zona II Écija, Estepa, Osuna, Marchena, Morón, Lora del Río y Cazalla de la Sierra.

Estos profesionales deben realizar además las "valoraciones urgentes del riesgo de violencia de género con un plazo de emisión inferior a las 72 horas", así como la atención a las víctimas de presuntas agresiones sexuales en el contexto de la violencia de género, y actuaciones relacionadas con los levantamiento de cadáveres.

Dicen los médicos forenses que en estos momentos "no se da cumplimiento a lo establecido" en la orden de 2003 que establecía que la guardia en estos juzgados de Violencia sobre la Mujer se debe prestar con un forense, además del secretario judicial, un funcionario del cuerpo de gestión procesal y administrativa, dos funcionarios del cuerpo de tramitación, un funcionario de auxilio y un funcionario de la Fiscalía. Además, consideran que la actuación del médico forense "va más allá de la tipología de la guardia de lo establecido en dicha orden, debido a la peculiaridad de algunas de las diligencias realizadas, como en el caso de las presuntas agresiones/abusos sexuales y levantamientos en contextos de violencia sobre la mujer que darían contenido a la guardia y no sujetas al horario establecido en la mencionada orden".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios