Desfalco en la hermandad del Valle

Piden la declaración de tres ex mandatarios de la hermandad del Valle por el desfalco

  • Quieren que la juez reclame una auditoría hasta ahora desconocida por los hermanos

  • La Agencia Tributaria informará sobre los pagos declarados entre 2007 y 2016

  • La hermandad también cree que quedan "puntos oscuros" que exigen nuevas diligencias 

Gonzalo Pérez de Ayala, hermano mayor del Valle que ejerce la acusación contra el ex mayordomo Gonzalo Pérez de Ayala, hermano mayor del Valle que ejerce la acusación contra el ex mayordomo

Gonzalo Pérez de Ayala, hermano mayor del Valle que ejerce la acusación contra el ex mayordomo

Los hermanos que denunciaron presuntas irregularidades económicas en la hermandad del Valle han pedido a la juez que tome declaración a Lucas Maireles, ex hermano mayor, Francisco O’Kean, ex primer teniente de hermano mayor, y Luis Piazza, ex mayordomo. Quieren que comparezcan como testigos pero dejan a criterio de la juez que sea en calidad de investigados para salvaguardar su derecho de defensa.

Este grupo de hermanos ha pedido una batería de nuevas pruebas después de conocer la declaración judicial del perito que investigó las cuentas de la hermandad. El experto ratificó la existencia de cuentas manipuladas, cheques falsos y devolución injustificada de facturas imputadas al ex mayordomo Antonio Castro

La juez de instrucción 10 de Sevilla procesó al ex mayordomo y cifró la cuantía distraída en 219.660 euros. Pero en la declaración judicial del perito afloraron preguntas sobre el alcance en el tiempo de las irregularidades y la duda de que pudieran ser conocidas por otras personas.  

Ahora, el abogado David Vioque, en nombre de los denunciantes, ha pedido una batería de nuevas pruebas que, de ser aceptadas, podrían abrir la puerta a una investigación más a fondo y a nuevas imputaciones.

Por su parte, el abogado de la propia hermandad ha indicado a la juez que las declaraciones de los peritos evidenciaron "puntos oscuros sobre la operativa seguida a la hora de disponer de los fondos, tanto de la cuenta bancaria como del disponible en caja, así como la forma en que se atendían, o desatendían en algunos casos, los pagos a proveedores".

La hermandad, por ello, se adhiere "a cualquier diligencia que pueda ser solicitada por la otra acusación particular, por la fiscalía o ser acordada de oficio" por la juez, según el escrito al que ha tenido acceso este periódico.

El Valle entiende que "faltan diligencias de investigación encaminadas a esclarecer la dinámica de la disposición efectiva y real de los fondos de la hermandad".

Entre las pruebas solicitadas por Vioque se encuentra reclamar a la Agencia Tributaria el llamado Modelo 347 de los años 2007 a 2016 en lo referente a dos proveedores: Sastrería O’Kean e Imprenta Rojo. Dicho impreso recoge los pagos declarados a proveedores y el objetivo de recabarlo es comparar lo declarado a Hacienda con las cantidades que figuran en la contabilidad de la hermandad.

Fuentes del caso informan a este periódico que dicha sastrería hacía túnicas para las imágenes, ropa para los monaguillos y posiblemente cobró también trajes de chaqueta. 

En cuanto a la imprenta, el objetivo sería comprobar su facturación a precio real de mercado. Esta empresa suministraba los folios, sobres, membretes y durante varios años se encargó de editar una publicación de la hermandad que inicialmente era mensual y luego pasó a trimestral.

El Modelo 347 recoge los pagos a proveedores por encima de 3.000 euros y la hermandad del Valle los presentaba de otros suministradores tales como floristerías o cererías.

Los hermanos también piden a la juez que recabe una auditoría de cuentas del periodo 2013-15 realizada por la empresa SR Auditores a petición de la Junta de Gobierno anterior. En junio de 2016 se comunicó su existencia a los hermanos pero no su contenido,  de ahí que los denunciantes quieran conocer si ya entonces se detectaron hechos delictivos además de los imputados al ex mayordomo Castro.

Los tres antiguos miembros de la Junta de Gobierno deben declarar porque la cuenta bancaria donde se detectaron las irregularidades requería una firma mancomunada y tanto Maireles como O’Kean firmaron algunos de los cheques del ex mayordomo investigado. Piazza fue quien sustituyó a Castro en 2017. 

Maireles ya declaró ante la juez al comienzo de la investigación en su calidad de representante legal de la hermandad. Pero en aquel momento los cofrades denunciantes habían sido apartados de la causa porque la juez entendió que la hermandad estaba correctamente representada al haberse personado como acusación particular la nueva Junta de Gobierno surgida de las elecciones. La Audiencia de Sevilla ordenó que volvieran a ser  admitidos y por ello su abogado argumenta que en su momento no pudo interrogar a Maireles.

Los hermanos entienden que el reconocimiento de deuda firmada por el ex mayordomo pudo ser un intento de arreglar el problema internamente y que podría haber otras irregularidades no imputables a Castro. 

Un letrado designado por la hermandad del Valle ejerce la acusación particular en su nombre aunque el hermano mayor desde julio de 2018, el  abogado Gonzalo Pérez de Ayala, le sustituyó por un problema puntual durante la última declaración judicial del perito.   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios