Salud pública y cohecho

La juez confirma la prisión del teniente de la Guardia Civil detenido por narcotráfico

  • El juzgado de Instrucción número 10 de Sevilla investigará finalmente el caso después de que la Audiencia Nacional haya rechazado su competencia para la instrucción

El cuartel de Montequinto, donde estaba destinado el oficial detenido. El cuartel de Montequinto, donde estaba destinado el oficial detenido.

El cuartel de Montequinto, donde estaba destinado el oficial detenido. / D. S.

La juez de Instrucción número 10 de Sevilla, Pilar Ordóñez, ha confirmado la prisión provisional de un teniente de la Unidad de Seguridad Ciudadana (Usecic) de la Comandancia de la Guardia Civil de Montequinto, que fue detenido en agosto pasado por su presunta relación con el narcotráfico.

La causa iba a ser investigada en la Audiencia Nacional, pero en diciembre pasado se inhibió en favor de los juzgados de Sevilla, correspondiéndole la instrucción al juzgado número 10, que ha asumido finalmente la causa, según han explicado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). La Audiencia Nacional investigaba inicialmente una causa más amplia pero la archivó, por lo que remitió esta pieza a los juzgados de Sevilla porque los hechos habían ocurrido en esta provincia, de ahí que la competencia para indagarlos sea de estos juzgados.

En la causa, hay actualmente tres investigados que están en prisión provisional, uno de ellos el teniente jefe de la Usesic. Tras recibir las actuaciones, la juez ratificó la orden de prisión de los tres investigados. En esta investigación se trata de dilucidar si los hechos son constitutivos de delitos contra la salud pública, de revelación de secretos y de cohecho, de lo que se desprende que este oficial del Instituto Armado podría haber recibido supuestas dádivas o regalos a cambio de colaborar con los traficantes.

El teniente estaba siendo investigado desde hace algún tiempo por la unidad de Asuntos Internos en Madrid, desde donde se desplazaron varios agentes en agosto pasado para practicar su detención. 

El teniente era el jefe de la Usecic, una unidad que tiene su base en la comandancia de Montequinto y desde ahí se desplaza por toda la provincia en función de las necesidades del servicio, reforzando las dotaciones de cada localidad en el caso de que haya eventos como ferias o concentraciones de personas, o en el supuesto de que se haya producido algún incidente o suceso que requiera de una mayor dotación de agentes. Es también la unidad que monta la mayoría de controles en las carreteras de la provincia.

A su llegada a Sevilla, los agentes de Asuntos Internos se entrevistaron con el responsable de la comandancia para informarle de la situación y a continuación procedieron a registrar tanto la oficina del oficial detenido como su domicilio, situado en los edificios de viviendas del mismo acuartelamiento. 

La detención del teniente provocó en su momento una fuerte conmoción entre sus compañeros, que permanecían totalmente ajenos a esta investigación. La detención ha supuesto un mazazo en el seno de la Comandancia y especialmente en la Usecic que es una unidad puntera que ha dado grandes resultados en la lucha contra la delincuencia.

No es la primera vez que un agente de la Guardia Civil es detenido en Sevilla por su relación con el tráfico de drogas. En la provincia hay un precedente de una investigación de la Audiencia Nacional que permitió la incautación de un alijo de 1.600 kilos de hachís y acabó con el arresto de un sargento y tres guardias civiles en febrero de 2017. En este caso, la Audiencia Nacional condenó a penas de entre los cuatro y los 14 años de prisión al sargento y otros guardias civiles de la Comandancia del municipio que facilitaron la entrada de hachís desde Marruecos a una organización dedicada al tráfico de drogas. La condena fue confirmada por el Tribunal Supremo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios