Actualidad

En libertad con cargos el cazador que causó la muerte de un menor de cuatro años

  • Se le atribuye un delito de homicidio imprudente, que el Código Penal castiga con una pena de entre uno y cuatro años de prisión

  • El juez le impone la prohibición de realizar cualquier actividad relacionada con la caza y emplear armas de fuego

Entrada al coto privado de caza donde ha muerto el niño de cuatro años. Entrada al coto privado de caza donde ha muerto el niño de cuatro años.

Entrada al coto privado de caza donde ha muerto el niño de cuatro años. / Víctor Rodríguez

Comentarios 2

El titular del juzgado de Instrucción número 16 de Sevilla, Juan Gutiérrez Casillas, ha dejado este lunes en libertad provisional al cazador detenido como presunto autor del disparo que acabó de manera fortuita con la vida de un menor de cuatro años el pasado sábado durante una cacería en la localidad de Guillena. Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), el magistrado le ha impuesto la  obligación de comparecer en el órgano judicial cada vez que sea citado.

El instructor le atribuye inicialmente un presunto delito de homicidio imprudente del artículo 142 del Código Penal, que contempla una pena de entre uno y cuatro años de cárcel para el que cause la muerte de otro por una imprudencia.

El juez le ha impuesto además la prohibición de practicar cualquier actividad relacionada con la caza y de emplear armas de fuego, debiendo en este sentido entregar a la Guardia Civil las armas que posea. Esta prohibición se extenderá durante el tiempo que dure la instrucción de la causa.

El suceso ocurrió en la finca La Lapa, que se encuentra en las primeras estribaciones de la Sierra Morena de Sevilla. Un niño de cuatro años falleció como consecuencia de un disparo fortuito ocurrido durante una cacería. Los medios sanitarios que se han puesto a disposición del menor no pudieron hacer nada para salvarle la vida. Su cuerpo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal para realizarle la autopsia.

La Guardia Civil se hizo cargo de la investigación de este caso. El coto mencionado suele estar frecuentado los fines de semana por cazadores y el camino de tierra que conduce a él está repleto de perdigones

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios